Deportes

Mûr-de-Bretagne, un clásico del Tour cuando pasa por tierras bretonas

El Tour de Francia regresa el domingo en la segunda etapa al Mûr-de-Bretagne, que va camino de convertirse en un clásico de la 'Grande Boucle' en el siglo XXI.

El Tour de Francia regresa el domingo en la segunda etapa al Mûr-de-Bretagne, que va camino de convertirse en un clásico de la 'Grande Boucle' en el siglo XXI.

Final de etapa por cuarta vez desde 2011, la pequeña ciudad de Costas de Armor (oeste de Francia) suele justificar su apodo, el Alpe d'Huez bretón, por la ascensión final, larga y espectacular.

En esta ocasión la carrera afronta una doble ascensión de 2 kilómetros al 6,9% de pendiente media, la primera a 15 kilómetros de meta, la segunda como cierre de la etapa.

Habrá bonificaciones -como en todas las etapas en línea- (10, 6 y 4 segundos) pero también en la primera subida (8, 5 y 2 segundos).

El recorrido de 183,5 kilómetros sale de Perros-Guirec y pasa por Paimpol y Saint-Brieuc antes de desembocar en el centro de Bretaña y su emblemática localidad.

Después del australiano Cadel Evans, quien se impuso en 2011 anticipando su victoria en la general ese mismo año, el francés Alexis Vuillermoz (2015) y el irlandés Dan Martin (2018) inscribieron su nombre en el palmarés del Mûr-de-Bretagne.

La salida en Perros-Guirec tendrá lugar a las 11h10 GMT y la llegada a Mûr-de-Bretagne se espera en torno a las 15h42 GMT (velocidad media esperada de 42 km/h).

jm/dif/gh/pm

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario