Nacional

Mujica: "El clima social no lo arregla la Policía ni la Justicia"

El mandatario dijo que hay que recuperar el clima de paz en el país y para eso pidió el apoyo de la gente y que no haya divisiones.

 

El presidente José Mujica dedicó su audición radial a hablar de la violencia que hay en la sociedad uruguaya. Dijo que no solo aparece junto al delito sino que se extiende por las canchas de fútbol, las familias y entre cónyuges.

“Estamos en esta América Latina perdiendo el más humano de todos los derechos: el de la seguridad y la paz para vivir. Hay que señalar que esta pérdida es mucho más dramática para las familias pobres, los pequeños comerciantes y los trabajadores humildes. Ellos son los que pagan el peor costo”, afirmó.

El presidente dijo que este clima genera por un lado mucho dolor y por otro tiende a radicalizar más y más la violencia: “Eso que hemos visto absortos: el estar tirando para que te respeten, es algo inconcebible”, afirmó en referencia a las declaraciones del homicida de La Pasiva.

“Juzgar todo esto tiende a dividirnos y esto es uno de los peores problemas en el marco de las respuesta: unos, piensan que el no armarse no es en el fondo otra cosa que favorecer la delincuencia; los otros, aseguran que las respuestas tienden a incrementar el espiral ascendente de la violencia que se practica. La verdad de la cuestión es que ambas visiones tengan algo de razón”.

Mujica se refirió al último informe de Latinobarómetro, donde Uruguay aparece como el país menos violento de América Latina y dijo que esos indicadores “dan ganas de llorar”.

“Todos sabemos que estamos retrocediendo en cuanto a nuestra historia. Son muchos los compatriotas que tienen miedo y esa sensación es legítima, hay que reconocerla”, insistió. 

Sobre este mismo tema de la violencia y la inseguridad Mujica lanzó una explicación: “Hemos tenido varios años de crecimiento económico, hay más poder de compra y mucha gente ha logrado escapar de la pobreza extrema. Sin embargo, por aquí y por allá, hay bolsones que contemplan esta fiesta de gente consumista, como si estuvieran del otro lado de la vidriera. Arrastramos viejas fracturas no superadas”, dijo.

También señaló que “para emprender el camino del delito, los frenos naturales están debilitados” y por eso aparecen “múltiples formas de corrupción”. Eso lleva, según Mujica, a que se vaya minando la confianza en la Justicia, la Policía, y los poderes públicos.

Para el presidente, antes que eliminar las bocas de pasta base, recuperar adictos y frenar la violencia se necesita dos cosas: "empezar a creer en nosotros mismos y comprometernos a no ser indiferentes". 

“El clima social no lo arregla ni la Policía ni la Justicia. Es una consecuencia de cosas que nos han pasado y tenemos que enfrentar. Obviamente no quiere decir que no necesitemos justicia severa y policía eficiente, pero eso no alcanza porque hay que recuperar el clima de la paz”, dijo el presidente.

“Necesitamos amplísima colaboración de toda la gente y no debemos darnos el lujo de dividirnos, porque lo que está en juego es el clima de paz”, concluyó Mujica.

Foto: EFE

Dejá tu comentario