Nacional

Montes del Plata quiere mantener condiciones fiscales al año 2010

Mirá la cláusula gatillo que permite a la empresa renegociar sus condiciones de viabilidad en caso de "cambios significativos". El acuerdo no era confidencial desde junio

 

"ROU (República Oriental del Uruguay) y MDP (Montes del Plata) convienen que para el caso que hubiera cambios significativos en el régimen tributario o en materia de permisos y autorizaciones que afectarán negativamente las condiciones económicas del proyecto de MDP durante la vida del mismo, las partes revisarán los beneficios especiales que se otorguen en el marco de la Ley de Inversiones para compensar por esta vía los citados eventuales perjuicios".

El documento ya está disponible al público y se puede leer aquí.

Esta es la frase que generó duros cruces entre gobierno y la oposición en las últimas horas.

Se trata de la ya famosa cláusula 3.5.10 del convenio entre el Estado uruguayo y la empresa sueco-finesa-chilena que actualmente trabaja con 700 empleados y espera dentro de un año estar en el climax de la obras de su planta para la fabricación de pasta de celulosa. En su momento, habrá 5.000 personas trabajando en Punta Pereira. La planta estará pronta para el año 2013.

La empresa mantiene su posición de mantenerse en silencio, mientras analiza cómo impactará el Impuesto a la Concentración de Inmuebles Rurales (ICIR) en su comportamiento fiscal.

La idea es mantener las condiciones fiscales que tenía al año 2010, cuando se llevó a cabo el estudio de factibilidad, decisivo para afincar la inversión en el país.

El acuerdo, sujeto a la Ley de Inversiones y sus decretos de 2007 y 2008, dejó de ser confidencial el 16 junio a pedido del Estado uruguayo. La empresa aceptó liberar la documentación al uso público.

No obstante ello, el líder del Partido Colorado, Pedro Bordaberry, pus énfasis en el supuesto carácter secreto del acuerdo, en medio del debate por el ICIR , que va a impactar de manera importante en los impuestos que deberá pagar Montes del Plata en Uruguay.

La cláusula gatillo del acuerdo ampara a la empresa y la pone a resguardo de cambios en las reglas de juego.

Montes del Plata es propietaria de 126.000 hectáreas forestadas, aunque Bordaberry aseguró que se trata del doble. La realidad es que con arrendamientos y otras tierras disponibles MDP llega a 238.000 hectáreas.

"Mientras los militantes del Frente Amplio y del MPP pintaban los muros con impuestos al latifundio y esas cosas, el gobierno firmaba un convenio secreto y confidencial por el cual a una multinacional, que tiene 250.000 hectáreas, se comprometía a que no le iba a poner el impuesto. Eso es un error que tendrán que dar explicaciones los ministros del ramo", señaló Bordaberry

El líder de Vamos Uruguay cargó contra el director de la OPP, Gabriel Frugoni, ideólogo del tributo impulsado por la Administración Mujica, el cual esta semana ingresó a la Cámara de Diputados.

"Frugoni está mintiendo. La cláusula 3.5.10 del convenio dice que si se le ponen nuevos impuestos se van a sentar a ver cómo se los compensan a Montes del Plata", dijo.

 Mientras tanto desde el Partido Nacional el senador Jorge Larrañaga dijo que su fuerza política se va a reunir para analizar el impuesto. "No quiero todavía aventurar una posición personal ni sectorial porque queremos adoptar una posición de partido", indicó.

 

MAL INFORMADO Los funcionarios del gobierno salieron al cruce de las declaraciones de Bordaberry, señalando que la empresa Montes del Plata sí pagará el nuevo tributo. Además dijeron que el legislador está “mal informado”.

El director de OPP Frugoni opinó que "es llamativo que el senador Bordaberry maneje mal la información, en forma consciente o inconsciente, las dos formas son graves".

En la página de Presidencia de la República se publicaron declaraciones del director de la oficina de Planeamiento y Presupuesto, quien señaló que, de aprobarse el proyecto de ley que grava a las grandes extensiones de tierra, Montes del Plata sí pagará el tributo.

Frugoni dijo que el senador Pedro Bordaberry "denota no estar de acuerdo con el impuesto"  que desalienta la concentración de la tierra.

"La cláusula a la que se refiere el senador Bordaberry refiere a que, en aquel caso que se pudiera ver perjudicada la rentabilidad de la empresa , eventualmente se podría negociar la compensación de parte de esas pérdidas en el mecanismo de la ley de inversiones", dijo el jerarca.

En defensa del proyecto, el Poder Ejecutivo ha afirmado que apenas 1.300 empresas de más de 47.000  deberán abonar el tributo. Este pequeño porcentaje de agroindustrias son propietarias del 36% de las hectareas cultivables del pais.

"Las empresas que realizan grandes inversiones suelen recurrir a este mecanismo", explicó, y agregó que el contrato de inversión fue firmado por siete ministros.

Para el funcionario, Montes del Plata "ya tiene los beneficios por el lado industrial". "Si mañana hiciera nuevas inversiones, galpones o lo que fuera, y se quisiera acoger a los beneficios, los va a tener como cualquiera", añadió.

 

FORESTACIÓN Y COMPENSACIONES. El martes 23 de agosto el director de OPP dijo que el contrato de inversión con Montes del Plata se realizó de acuerdo a las normas previstas  para las inversiones mayores a 7.000 millones de Unidades Indexadas (UI).

El jerarca precisó que el contrato de inversión establece que "en el caso que pudiera verse perjudicada la rentabilidad de la empresa por cambios tributarios, se podría negociar entre ambas partes una compensación", recurriendo a futuros proyectos en la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (COMAP).  

Pero fue muy preciso al señalar que esas compensaciones sólo se circunscriben al área industrial.

Explicó que las plantaciones forestales no son actualmente elegibles en el Régimen de Promoción de Inversiones.

"Si mañana realizara nuevas inversiones industriales, por supuesto que podrá tener beneficios como cualquiera, de acuerdo a los criterios vigentes", apuntó.

Sin embargo, este aspecto es un tema a discutir cuando ambas partes deban firmar un contrato definitivo.

Dejá tu comentario