Policialesaccidente fatal

Mintieron policías que atropellaron y mataron a embarazada

La pareja de la víctima denunció la total falta de asistencia de los efectivos y el maltrato. "Si la policía me hubiese ayudado, mi mujer se salvaba", dijo.

La investigación llevó más de dos meses y la Fiscalía de Homicidios pudo demostrar que un funcionario policial hizo declaraciones completamente falsas.

El pasado 12 de marzo a las 0.25 exactamente, se produjo el accidente de tránsito.

Damián, conducía una moto e iba acompañado por su pareja, Leticia, que cursaba el octavo mes de embarazo.

Ambos circulaban por la calle Miguelete, con las luces prendidas y los cascos puestos. Hacía algunos minutos habían sacado dinero de un cajero automático, que se encontraba a pocas cuadras, sobre la Avenida 18 de Julio.

Al llegar al cruce con la calle Daniel Fernández Crespo, un móvil policial que se dirigía a un procedimiento, intentó cruzar con luz roja y provocó el choque entre los dos vehículos.

El auto de los oficiales quedó en el medio de la calle, sin llegar a cruzar por completo, luego de que los ocupantes de la moto chocaran con la parte delantera del vehículo y automáticamente salieran despedidos por el aire.

En ese momento, Damián se levantó y observó cómo su pareja seguía en el piso, perdiendo mucha sangre de la cabeza. Intentó ayudarla, pero fue en vano. A los pocos minutos, ella y el bebé que estaba en gestación, murieron.

Hasta allí, un accidente de tránsito con el peor final.

Algunas horas después, los medios de comunicación comenzaron a hacerse eco del desafortunado hecho siguiendo el parte que se divulgó en ese momento por parte de la Policía.

De la investigación que llevó a cabo Fiscalía se pudo determinar que aquel relató inicial difirió de la realidad.

Los oficiales indicaron en su momento que los ocupantes de la moto circulaban sin cascos, cruzaron con luz roja y se negaron a ser atendidos, mientras los efectivos iban con las sirenas prendidas.

Concretamente el parte policial del pasado 12 de marzo a las 3:35 de la madrugada especifica que “se constata el fallecimiento de la femenina y del bebé que se encontraba gestando. Cabe agregar que el patrullero se encontraba habilitado por semáforo a circular, dicho birrodado se le atraviesa pasando en rojo”.

Sin embargo, la fiscal adscripta de homicidios, Natalia Colotuzzo, pudo determinar a través de cámaras de seguridad del Ministerio del Interior y de negocios de la zona que los jóvenes estaban efectivamente con los cascos puestos y que se encontraban habilitados con la luz verde para cruzar.

Así mismo, los policías indicaron en primera instancia que como los motociclistas no llevaban los cascos puestos, habían sido multados hacía pocos minutos. No obstante eso tampoco era verdad. La multa nunca existió en las boletas del oficial de tránsito que supuestamente había visto aquella infracción.

Con todas las pruebas en su poder, la fiscal por la comisión de un delito de homicidio culposo al oficial que se encontraba manejando el patrullero y como medida cautelar se le retiró la libreta de conducir por 120 días. El próximo miércoles 13 de junio se llevará a cabo el inicio del juicio que podrá terminar con la pena de cárcel si la Justicia lo entiende pertinente.

El conductor de la moto y pareja de la mujer que falleció habló con Subrayado sobre lo que sucedió aquella noche. “Si la policía me hubiese ayudado, mi mujer se salvaba”, dijo.

NOTA MARIDO

Dejá tu comentario