Nacional

Militares con "cabezas tapadas" controlarán acceso a cárceles

El presidente justificó la decisión en la necesidad de impedir que sigan ingresando armas y droga. Dijo además que el recluso Brasil Sastre “quiso morir matando”.

 

El presidente José Mujica explicó que las Fuerzas Armadas controlarán las puertas de ingreso a las principales cárceles del país como forma de acabar con la corrupción policial. “Necesitamos más seguridad: si entra droga y entran armas, eso pasa por la puerta y por eso necesitamos máxima seguridad”, explicó el presidente en su audición radial.

Además recordó los hechos ocurridos estos últimos días en las cárceles y se refirió al accionar de Eduardo Brasil Sastre, el recluso que murió en Libertad. “Es lamentable el asesinato, casi, de un guardia por parte de un preso armado, que seguramente quería morir matando y lo logró, porque estaba armado con una pistola 9 mm”.

“Esto es lamentable porque esa pistola no la pudo haber entrado el Espíritu Santo. Esa pistola entra por la puerta, y entra porque hay fallas humanas. Hay que reconocerlo”, matizó. 

Mujica dijo que este fue “el primer escalón” de una sucesión de hechos con reacciones muy duras. Pero “seguramente estos fogatos ocasionales tienen siempre alguna mente inteligente y con recursos atrás”, apuntó.

El presidente explicó que hasta el momento no se cumplía el hecho de que militares controlaran las cárceles por posibles represalias. Según informó hoy el Semanario Búsqueda los militares harán los controles con sus caras tapadas.

“No se le puede pedir soldados del ejército que queden regalados en una tarea que no le gusta a nadie. Porque a nadie le puede gustar la tarea de revisar, pero alguien la tienen que hacer”, dijo.

Además, en los próximos días se pondrá en funcionamiento nueva tecnología. “El país ha comprado scanners de los más modernos. Pero los de este tipo se hacen a pedido. Tú lo pagás y luego te los hacen”, explicó.

ÁREA DE CONTROL SERÁ ZONA MILITAR. De acuerdo a la ley 18.717 por la que se faculta al Ejecutivo encomendar el control de cárceles a militares, esta tarea se hará "siempre que cumplan la función de guardia perimetral externa". El personal asignado a ese fin estará bajo las órdenes del Ministerio de Defensa y el área donde desempeñen la labor será considerada "zona militar".

En la ley se aclara que cuando el personal se vea obligado a usar medios materiales de coacción "deberá hacerlo en forma racional, progresiva y proporcional", según se detalla en la norma.

Los soldados que se encarguen de esta tarea recibirán un aumento salarial del 50% de su sueldo nominal. La norma vigente permite que el control militar se realice hasta el 31 de diciembre de 2012 con una única posibildiad de extenderlo hasta el 1º de julio de 2013. 

Dejá tu comentario