“Manolo” y “Tulita”, los principales sospechosos del crimen de Casabó

Hay “fuertes presunciones” de que sean culpables, dijo Bonomi. La Policía los vincula con el múltiple homicidio de Solymar. Hay "testigos protegidos".

19 de febrero de 2016, 15:57hs

"Manolo” y “Tulita” son los principales sospechosos del doble homicidio de Casabó, a fines de enero, y para la Policía hay indicios de que también están involucrados en el crimen de Solymar, a comienzos de febrero.

En el primero murió un hombre y su sobrino de 15 meses tras ser baleados en la puerta de su casa. Al parecer los asesinos buscaban a otra persona y por error dieron muerte a este hombre que intentó sin éxito cubrir a su pequeño sobrino.

En el crimen de Solymar murió asesinada una pareja de paraguayos que viajaba en una camioneta por la avenida Giannattasio. El vehículo se despistó y atropelló a una adolescente que falleció en el lugar.

En total son cinco víctimas fatales en dos crímenes distintos pero que la policía vincula en cuanto a sus autores.

El jueves la Policía informó que había detenido a cuatro personas vinculadas con ambos homicidios.

DECLARAN. Finalmente al juzgado fueron trasladados 13 detenidos, entre ellos los cuatro señalados por la Policía como sospechosos en los dos casos.

Por ahora solo se los indaga como sospechosos del doble homicidio de Casabó, ya que el caso de Solymar se investiga en el Juzgado de Ciudad de la Costa, que aún no tomó contacto con los detenidos.

Según fuentes del caso consultadas por Subrayado, la investigación avanza a raíz de las declaraciones de varios testigos, que ahora están bajo custodia policial.

Declaran como "testigos protegidos" y son claves para la aclaración del homicidio en Casabó.

MINISTRO. El ministro del Interior Eduardo Bonomi dijo este viernes que hay “fuertes presunciones” de que los principales detenidos están vinculados a ambos casos.

“Son sospechosos con fuertes presunciones de que son ellos. En este momento se está tratando de ubicar las armas utilizadas”, dijo el ministro.

Un informe balístico señala la vinculación entre ambos casos, pero el arma con la que mataron al matrimonio paraguayo en Solymar aún no aparece.

Consultado sobre qué tipo de homicidios fueron el de Casabó y el de Solymar, Bonomi respondió: “El de los paraguayos yo creo que es un ejemplo claro de sicariato. El otro puede tener que ver con las contradicciones entre delincuentes, no necesariamente porque fueran delincuentes los que fueron baleados en Casabó, sino que iban atrás de otro”.

Bonomi aseguró que “ningún homicidio es un homicidio más, cada uno lo vive con una intensidad muy grande”.

 

 

Dejá tu comentario