Nacional

Maestra rural hace 120 kilómetros en moto, cada día, para ir a trabajar

La escuela no tiene un lugar para vivir y tampoco hay ómnibus que la lleve. Ella ama lo que hace y no se queja. Conocé su historia.

Matilde Cuadro trabaja en la escuela rural número 39 de Piedras de Afilar, en Canelones. Ese centro cumplió 132 años y lo celebró con la comunidad. Allí estuvieron alumnos y exalumnos, que además hicieron donaciones para el local y las familias que viven en la zona.

Unos 20.000 alumnos concurren a centros educativos rurales de todo el país. En ellos trabajan cerca de 1.700 maestros, de los que la mayoría vive en el local escolar. Pero en el caso de la escuela de Piedras de Afilar no es así. Matilde, la maestra directora, hace 120 kilómetros por día en moto para ir a trabajar.

Pese a que en los comienzos y durante años la maestra vivía allí, actualmente no se puede porque falta la habilitación de los arquitectos de Primaria. Matilde sabe que es peligroso, pero ama lo que hace y no se queja. Su preocupación son los niños.

Para los alumnos tampoco es fácil ir a la escuela, ya que solo pasa por allí una línea de ómnibus, con tres frecuencias diarias. Uno a las 6.30, otro 12.30 y el último a las 13.30. Ninguno les sirve, dijo Matilde a Subrayado, por lo que deben ayudarse entre ellos para llegar cada día.

Inaugurada en 1883, esta fue la primer escuela mixta rural del interior del país. Tiene un amplio salón, que a la hora de dar clase se transforma en dos gracias a una mampara. Directora y maestra dan clase a niños desde inicial hasta sexto año.

 

Dejá tu comentario