Lulu, la labradora de la CIA que no quiere buscar más explosivos

Dejó de pertenecer a la agencia y fue adoptada por su entrenador

20 de octubre de 2017, 10:03hs

Lulu integraba el equipo de perros de la CIA conocido como K9 que trabaja en varias tareas y una de las principales es la búsqueda de explosivos.

Para los entrenadores, es condición necesaria que los animales disfruten el trabajo que están haciendo, pero esto ya no estaba ocurriendo con Lulu.

"A veces, incluso cuando un cachorro prueba bien y aprende con éxito a detectar explosivos, dejan claro que ser detectores de explosivos del K9 no es la vida para ellos", explicó la CIA en su página web.

"Estamos tristes de anunciar que Lulu ha sido alejada del programa".

Claro, no pasó de un día para otro. Hace pocas semanas en medio del entrenamiento, Lulú comenzó a mostrar signos de que no estaba interesada en detectar explosivos.

Todos los perros, al igual que los humanos, tienen buenos y malos días cuando están aprendiendo algo nuevo. En las clases con los cachorros pasa lo mismo y a veces uno de ellos puede mostrarse perezoso para acertar donde hay olor a explosivos. Eso es normal que ocurra durante un día o dos.

A veces el perro está aburrido y necesita un tiempo extra de juego o mayores desafíos, otras veces el perro necesita un pequeño recreo para luego estar felizmente pronto para continuar entrenando.

Pero -según explica la Agencia de Inteligencia-, para algunos cachorros como Lulu queda claro que ese asunto no era temporal. Pese a ser motivada con comida y juegos, no estaba disfrutando claramente de la tarea.

Teniendo en cuenta qué era lo mejor para su bienestar, decidieron apartarla del programa y fue su entrenador quien la adoptó para tenerla en su casa. Ahora Lulu disfruta sus días jugando con los niños.

"Extrañaremos a Lulu pero esta fue la decisión correcta para ella. Le deseamos todo lo mejor en su nueva vida".

Fotos: CIA

 

 

Dejá tu comentario