Show cine

"Lo que el viento se llevó": 80 años del mito del cine como arte colectivo

Su premiere en Atlanta en 1939 provocó que 300.000 sureños esperaron ver desfilar por la ciudad a sus famosas estrellas.

Fue el 15 de diciembre de 1939, uno de los eventos más esperados en Atlanta, adonde llegaron en avión las principales estrellas. La actriz Vivien Leigh, acompañada por su pareja Laurence Olivier, más Olivia De Havilland, Clark Gable junto a su esposa Carole Lombard, y el atildado Leslie Howard, todos verían por primera vez la versión de Margaret Mitchell de “Lo que el viento se llevó”.

16 escritores debieron transformar las 1.037 páginas del popular novelón al cine, lo que originó que su estreno en la capital de Georgia estallara por las calles de la ciudad.

Una historia ambientada en 1861, un día antes que los hombres del estado fueran llamados a la guerra.

Superproducción con una serie de complicaciones durante su rodaje, con un productor férreo y dominante (David O. Selznick), un director despedido (George Cukor) y reemplazado por Victor Fleming.

Trama centrada en el personaje de Scarlett O’Hara, la inglesa de 16 años Vivien Leigh, icono feminista y de la modernidad de entonces, símbolo de supervivencia, belleza sureña manipuladora, hija del dueño de la mítica plantación Tara, empecinada en conquistar a un hombre casado (Howard) mientras les roba el corazón a otros, incluido el Rhett Butler que compone Gable.

Un romance con la guerra civil de fondo y la posterior reconstrucción del derrotado sur.

Extenso relato de casi cuatro horas. Un hito cultural y técnico, banda sonora emblemática y un reparto de maravillas.

La película recibió 10 premios Oscar, entre ellos mejor película, director, actriz principal y actriz de reparto (Hattie McDaniel, primera afroamericana en ganar la estatuilla).

En 1988 se realizó un homenaje a la película y se le concedió un Oscar honorífico a la hoy única sobreviviente del film, la centenaria Olivia De Havilland.

Se cumplen 80 años de una obra considerada el sumun del cine entendido como arte colectivo, del espectáculo histórico que el viento no se llevó.

Temas

Dejá tu comentario