Policialescocaína

Le pagaron US$ 1.000 para comprar empresa falsa que intentó sacar 400 kilos de cocaína

El hombre es adicto a la pasta base y gastó la mitad del dinero en comprar droga. Fue condenado a tres meses de prisión efectiva.

La Justicia condenó este miércoles a un hombre por asistencia al narcotráfico en el caso de un cargamento de 417 kilos de cocaína incautado la semana pasada en un contenedor con lana que tenía como destino Bélgica.

Al hombre, de iniciales D.M.A.Q. y sin antecedentes penales, le ofrecieron 1.000 dólares para firmar como el comprador una empresa falsa (MSA) que costó 5.000 dólares.

Esa empresa había emitido una factura por 88.000 dólares para tramitar la exportación de 88.000 kilos de lana sucia a Bélgica.

Toda la maniobra era falsa y en ese cargamento pretendieron enviar a Europa 417 kilos de cocaína valuada en 24 millones de dólares.

Según el dictamen de la fiscal Mónica Ferrero, el hombre que cobró los 1.000 dólares por todo ese negocio “es un adicto a la pasta base y tiene un contexto familiar con cuatro menores a cargo, con desalojo de la casa donde habita en trámite y con carencias económicas”.

El hombre que lo contactó y le ofreció el pago “le compró una chaqueta de la tienda Los Cuatro Ases y un pantalón de vestir en la tienda BAS, acompañándolo para que se probara dichas prendas”, detalla la fiscal.

“Luego concurrió con él en las inmediaciones de la oficina donde firmó la documentación, y en un local de Mc Donalds según refiere el propio imputado se cambió de vestimenta”, agrega Ferrero. Allí le compraron una hamburguesa.

“Seguidamente se dirigió con otro masculino que le pareció era un Contador y lo esperaba en dicha dirección del cual brindó su fisonomía, hacia la oficina donde le indicaron qué papeles debía firmar, donde vio pasar una cuantiosa cantidad de dólares de este último masculino hacia otra persona que se encontraba allí”, señala la fiscal.

Según el dictamen de Ferrero, el hombre se gastó la mitad de los 1.000 dólares en pasta base y con el resto compró cosas para su familia.

También vendió la chaqueta que le compraron y con la plata volvió a comprar pasta base. El pantalón se lo quedó.

El hombre fue condenado por un delito de asistencia al narcotráfico y recibió una pena de 20 meses de prisión. Sin embargo, en un juicio abreviado y tras su confesión, se acordó que esté tres meses en la cárcel y el resto de la condena la pase con libertad vigilada.

Por este mismo caso fueron acusados y enviados a prisión preventiva cuatro personas, que son las que intentaron llevar adelante el tráfico de cocaína a Europa.

Dejá tu comentario