Internacionales

Lázaro Báez volvió al juzgado y no se refirió al vínculo comercial con CFK

Dos días después que Cristina negara ser su amiga y socia, Báez presentó un escrito y no respondió preguntas.

Con su empresa al borde de la quiebra después de doce años de recibir millonarios contratos viales, Lázaro Báez declaró en la causa que investiga la corrupción en la obra pública y a lo que los fiscales definieron como un "plan criminal" para favorecer al socio comercial de Cristina Fernández con 2.200 millones de dólares.

Presentando un escrito, negó todas las acusaciones en su contra. Además, como era esperado, la defensa a cargo pidió la nulidad de la indagatoria y el sobreseimiento de Báez.

Acompañado por su abogado defensor, y dos días después que Cristina Fernández negara ser su amiga y socia, Báez no respondió preguntas y permaneció en silencio durante toda la indagatoria.

Una vez más, pese a las expectativas colocadas en su declaración, no se refirió a la relación comercial que mantuvo con la expresidenta durante años.

En el escrito la defensa hizo particular énfasis en que Lázaro Báez nunca fue "un funcionario público". Y que le imputan los mismos hechos que a Cristina Fernandez.

La Justicia investiga a Báez por irregularidades en los contratos otorgado. En 15 casos presentó el mismo certificado técnico, comprometiendo maquinaria y personal para obras que supuestamente se estaban realizando en simultáneo con muchos kilómetros de distancia; también por el presunto cobro de sobreprecios en las licitaciones que promedian el 65%, y por la la falta de terminalidad en el 50% de los contratos pese a haberlos cobrado y con creces, según el dictamen.

También está acusado de haber participado de la modificación de costos originales de licitaciones estatales "acomodándolos a la oferta de Austral Construcciones".

Dejá tu comentario