Política Lacalle Pou | Covid-19

Lacalle Pou le abre la puerta en Torre Ejecutiva a la comisión parlamentaria de seguimiento por Covid-19

La reunión está prevista para la hora 18 del miércoles. Oscar Andrade dijo que se busca un acuerdo para "frenar una tragedia"

Andrade dijo a Radio Uruguay que los integrantes de la comisión llevarán propuestas que "puedan encausar un acuerdo".

En ese sentido, señaló que "restringir la movilidad" y "atender los eventuales sectores económicos que se vean perjudicados" por las medidas debe ser una prioridad. Además, se presentarán iniciativas como otorgamiento de licencias especiales para personas con comorbilidades.

El Frente Amplio ha manifestado la intención de buscar un cierre de actividades, algo a lo que el gobierno se ha negado reiteradamente.

Andrade dijo que hay que hacer un "esfuerzo" en ese sentido para evitar "una tragedia".

El sector político -que recoge planteos de entidades médicas como el SMU- se ha manifestado a favor de un cierre de actividades general por un plazo de 3 semanas como ha ocurrido en otras del mundo.

Israel fue uno de los países que lo consiguió con éxito, pero para el gobierno son realidades muy distintas y difícilmente extrapolables.

En Argentina, por ejemplo, los cierres temporarios no han causado el efecto esperado. En este momento, el presidente Alberto Fernández se propone otro paquete de medidas restrictivas a nivel federal.

Por su parte, el senador oficialista Gustavo Penadés está de acuerdo que el motivo de la reunión debe ser "intercambiar, analizar y discutir propuestas" que la oposición realizó en el Parlamento de primera mano con el presidente Lacalle Pou.

La comisión está conformada por siete senadores de la coalición multicolor y cinco de la oposición. El presidente es el nacionalista Gustavo Penadés, mientras que Alejandro Sánchez ocupa el cargo de vicepresidente.

Además la integran Danilo Astori (actualmente suplantado por Carlos Mahía), Mario Bergara, Daniel Olesker, los nacionalistas Carlos Camy, Jorge Gandini, Amín Noffouri y los colorados Germán Coutinho y Carmen Sanguinetti, y el cabildante Guido Manini Ríos.

Fue creada a instancias del Frente Amplio en el mes de abril.

Por el momento, el Frente Amplio no ha obtenido la atención deseada por parte del gobierno.

Tampoco los referentes políticos del sector han conseguido influenciar las decisiones de Lacalle Pou.

En su momento, el intendente de Canelones Yamandú Orsi llamó a Un "acuerdo nacional" para que gobierno y oposición se pusieran de acuerdo con una batería de medidas más restrictivas contra el Covid-19.

El jefe comunal explicó su posición argumentando que un acuerdo en tal sentido tendría un respaldo más amplio en consonancia con los planteos del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), que en las últimas semanas se ha mostrado más crítico con la gestión de la pandemia.

Para el principal vocero del GACH, Rafael Radi, el gobierno "debe apagar" la economía y restringir la movilidad para poder bajar los nuevos contagios y las muertes diarias. Según él, "no se consigue tocando una cosita y "otra cosita", lo que el gobierno ha denominado el "ajuste de perillas".

Uno de esos ajustes criticados fue la reapertura de free shops en las zonas fronterizas con Brasil, por donde se coló la cepa P1, a la que los científicos uruguayos dan una importancia fundamental en el aumento de los contagios y las cifras de fallecidos.

El propio Partido Colorado a través del expresidente Julio Sanguinetti ha arrimado al gobierno de coalición propuestas para buscar consensos más amplios.

En Uruguay, el gobierno ha decidido otra cosa más allá de las estadísticas y el estrés del sistema sanitario.

El gobierno de Lacalle Pou no ha cedido terreno a las propuestas ajenas a su propio cerno. El presidente señala que el rumbo que ha tomado el país es su exclusiva responsabilidad.

Ante las críticas por esta posición, el presidente y su entorno argumentan que escuchan y leen informes de todos los sectores, no solo del GACH, de las comisiones que trabajan en medidas específicas -logística,, vacunas, por ejemplo- y a su grupo interno llamado Transición Uy integrado por ministros y funcionarios involucrados.

Mientras tanto, insiste en su política de "libertad responsable" y la necesidad de mantener la economía funcionando, intentando ganar la batalla contra el Covid-19 con una campaña masiva de vacunación.

La misma acaba de superar el millón de personas con las dos dosis, aunque necesita llevar ese guarismo al 70% de la población para alcanzar la posibilidad de una "inmunidad de rebaño".

Eso implicaría más de un millón de personas más. Por tal razón comenzó la campaña "Pueblo a Pueblo" y en un futuro no se descarta evaluar la vacunación de menores 18.

Dejá tu comentario