Nacional

"La ministra María Julia Muñoz es una amenaza para la cultura"

Así lo dijo el destituido director de la Biblioteca Nacional, Carlos Liscano.

 

El destituido director de la Biblioteca Nacional, Carlos Liscano, dijo que la actual ministra de la Educación y Cultura, María Julia Muñoz, “es una amenaza para la cultura”.

Hasta hace una semana, el novelista Liscano era titular del organismo, además de ser el presidente del Consejo de Derechos de Autor.

Hace unos días renunció a este último cargo, y en la víspera fue despedido de su cargo en la Biblioteca.

La forma en que fue informado de su posible destitución ocurrió el 13 de abril y es narrada por él en una nota con La Diaria.

El diálogo se dio en la puerta de la Biblioteca Nacional el día de la muerte del escritor Eduardo Galeano.

“¿Sabés a qué hora velan a Galeano?”, le preguntó la ministra.

El respondió que no. Y Muñoz insistió.

“Te lo pregunto porque sos escritor y cualquier día de estos tengo que enterrarte a vos también”.

Liscano ya había tenido preanuncios de haber caído en desgracia. En el Consejo de Derechos de Autor le quitaron a la única funcionaria que tenia a su cargo. Fue trasladada a la secretaría de la ministra.

En contador de la división fue trasladado, a su vez, a la Comisión de Patrimonio.

CDA pertenece al Ministerio de Educación y Cultura. Se ocupa de supervisar la transparencia de la sociedades de gestión, administrar obras de dominio público y asesoramiento a la Cancillería.

El 22 de abril recibió una llamada del director general del MEC, Jorge Papadopoulos, para pedirle que renunciara a la dirección de la Biblioteca Nacional.

Unos días antes, el ahora destituido había hecho declaraciones a El País sobre la situación en el Consejo de Derechos de Autor.

Según Liscano, argumentó que molestaron a la ministra sus dichos sobre la carencia de personal.

El exfuncionario criticó a la ministra Muñoz con dureza: “”Ella dice que es buena para encontrar soluciones y ahora entiendo lo que quiere decir. Cuando surge algún problema no tiene ningún escrúpulo en desmontar una oficina y pasar por encima de las jerarquías. Por eso me preocupa esta amenaza para la cultura”.

Además, agregó que la Biblioteca Nacional “va camino a desaparecer como institución, al igual de lo que sucedió con el Museo Histórico”.

El saliente jerarca dijo que la ministra se reunió en enero con los cuatro directores del área de cultura (Archivo, SODRE, Instituto del Cine y Biblioteca Nacional) para advertirles que la cultura no sería una prioridad en su gestión. “Nos dijo que en el futuro no se reuniría más con nosotros”.

Agregó que la secretaria de Estado designada le dijo no tener claro las funciones del CDA. “Dijo que era una tarea más que no conocía. En pocas semanas deshizo el CDA. La próxima institución será la Biblioteca Nacional”, agregó.

Al parecer, también molestaba que Liscano subiera a las redes sociales las pegatinas políticas y la vandalización de la fachada de la Biblioteca. Contó que recibió una llamada del ministerio cuando divulgó una foto con una pintada de la candidatura de Lucía Topolansky a la Intendencia.

Liscano dijo que la relación con Muñoz viene desde hace años, cuando él trabajaba en la Comisión de Bienestar Animal y ella era ministra de Salud.

En 2009, contó, la llamó la para advertirle de la existencia de jaurías en los alrededores de la Colonia Etchepare.

Muñoz le respondió: “Vos de la Colonia Etchepare no sabés nada. Estás preocupado por los perritos. Yo, en cambio, me ocupo de la gente”.

 

Dejá tu comentario