La Jefatura de Treinta Tres investigada por tráfico de armas

En junio se descubrió que armas de reglamento de la Policía olimareña estaban en manos de narcos brasileños.

 

La Jefatura de Policía de Treinta y Tres está bajo investigación de la justicia por tráfico de armas. Según la investigación judicial, se trata de 200 armas, en su mayoría pistolas Glock, Browning y revólveres Astra. El precio legal de estas armas en el mercado legal oscila entre 500 y 1.000 dólares.

Al menos un tercio de las armas desaparecieron desde 2011 en adelante.

El hecho ya había generado algunos movimientos políticos como el pedido de renuncia del Jefe de Policía Tabaré Gordiola en el mes de agosto, a pedido del presidente José Mujica. 

Gordiola es actualmente investigado por la justicia.

El arma cero de la investigación fue una pistola de reglamento que había sido entregada por un oficial que se retiró de la actividad y apareció en junio en manos de narcotraficantes brasileños.

Desde entonces, la Dirección de Inteligencia decidió seguir la trazabilidad de arma con conjunto con autoridades brasileñas.

En la investigación también se llegó a poner la mira en el arsenal del contador Saúl Feldman, muerto en 2009 en un enfrentamiento con la Policía.

Dejá tu comentario