Deportes

La final de la UEFA al mando de la árbitra Sthephanie Frappart

La jueza está dentro de la nómina de árbitros de la Ligue 1 de Francia.

La final de la supercopa de Europa, en Stambul, entre el Liverpool y el Chelsea tuvo como protagonista a Stephanie Frappart. La árbitra francesa, de 35 años, fue la primera mujer en dirigir un partido masculino de élite.

Frapparte cobró un penal de Adrián sobre Abraham en la prórroga, lo que llevó a la resolución del partido; y así el Chelsea le ganó el partido al Liverpool.

Antes de la final de la supercopa, Frapparte expresó que no tenía miedo. “Debemos demostrar física, técnica y tácticamente que somos iguales que los hombres. No tengo miedo. Nada cambia para mí", declaró.

La señora jueza fue jugadora de fútbol hasta que descubrió su pasión por las reglas del juego. A los 18 años decidió dedicarse al arbitraje.

Desde el 2010 es profesional en Francia y un año después fue nombrada árbitra Fifa. En 2014 fue la primera mujer en dirigir partidos masculinos en la segunda división de Francia.

En abril de este año logró ser la primera árbitro principal en la Ligue 1 y en julio recibió la comunicación de que sería parte de la nómina de árbitros permanentes en la temporada que empezó el fin de semana pasado.

Por decisión propia, Frappart aún trabaja tres días de la semana como jefa de departamento de actividades dentro de la Federación de Deportes y Gimnasia.

Dejá tu comentario