Internacionales BBC | princesa Diana | investigación

La BBC podría ser reformada tras el escándalo por la entrevista a Lady Di

La Justicia criticó al periodista Martin Bashir por utilizar documentos falsos y también a la dirección de la BBC por no controlar.

El gobierno británico afirmó el viernes que examinará la pertinencia de reformar la gobernanza de la BBC tras la publicación de un informe sobre los métodos "engañosos" utilizados por uno de sus periodistas para conseguir una controvertida entrevista con la princesa Diana en 1995.

En el informe, publicado el jueves, el exjuez del Tribunal Supremo John Dyson critica al periodista Martin Bashir por utilizar documentos falsos para convencer a Lady Di de concederle la entrevista, y también a la dirección de la radiotelevisión pública británica por su gestión del caso.

La entrevista, vista por 23 millones de espectadores en 1995, fue una bomba. En ella la princesa afirmó que había "tres personas" en su matrimonio -en referencia a la relación de Carlos con Camila Parker Bowles- y admitió haber tenido una aventura ella misma.

"Este informe es claramente condenatorio", dijo el ministro de Justicia, Robert Buckland, al canal Sky News, subrayando que el documento señalaba no sólo al periodista, sino también a la dirección y a "las decisiones que se tomaron en su momento".

"Esto requerirá un examen detallado y eso es lo que hará el gobierno con calma para ver qué hay que hacer para mejorar la gobernanza en la BBC", añadió.

La publicación del informe Dyson provocó una fuerte condena a la BBC por los hijos de Diana, que murió en 1997 en un accidente de coche en París, perseguida por los paparazzi.

"Es infinitamente triste saber hasta qué punto las faltas de la BBC alimentaron los miedos, la paranoia y la soledad de los últimos años que pasé con ella", reaccionó su hijo mayor, el príncipe Guillermo, de 38 años, segundo en la línea sucesoria el trono británico.

Su hermando menor, Enrique, de 36 años, vinculó la muerte de su madre al "efecto de esta cultura de explotación y prácticas poco éticas".

La policía de Londres, que en marzo decidió no abrir una investigación al respecto, afirmó el viernes que estudiaría "cualquier nueva prueba significativa que surja" tras el informe.

Dejá tu comentario