Nacional bicentenario

La batalla de Las Piedras: los difuntos

Uno de los soldados fue enterrado en el campo de batalla y posteriormente trasladado al campo santo, para que tuviera un descanso eterno.

 

En la batalla de Las Piedras murieron muchos soldados. Algunos ese mismo 18 de mayo de 1811 y otros unos días más tarde. El párroco de la capilla de Las Piedras, José Macías de Soto, anotó sus nombres en el Libro de Difuntos.

Sin embargo, de uno de los soldados muertos, Ramón Arregui, anotó un dato más. Había sido sepultado en el propio campo de batalla, donde murió: pero pasados unos días llegaron desde el Miguelete, donde vivían, sus parientes.

Entre todos desenterraron el cuerpo y lo llevaron al campo santo, donde volvieron a enterrarlo. El cementerio les pareció más adecuado para  su descanso eterno, que el campo de batalla.


Temas

Dejá tu comentario