AFP

"Kawkabani", unos dibujos animados para descubrir Catar antes del Mundial-2022

Con un alien aficionado al fútbol llegado por error dos años antes de la Copa del Mundo, la serie de dibujos animados 'made in' Catar "Kawkabani" muestra al país anfitrión del Mundial-2022 a sus futuros visitantes sin caer en la exaltación.

Con un alien aficionado al fútbol llegado por error dos años antes de la Copa del Mundo, la serie de dibujos animados 'made in' Catar "Kawkabani" muestra al país anfitrión del Mundial-2022 a sus futuros visitantes sin caer en la exaltación.

Es la primera serie producida por el primer estudio especializado del país, Nefaish Animation ("Nefaish" es una palabra local que define las palomitas, en referencia al ruido que hace el maíz al explotar), fundado en 2018.

Este estudio es el proyecto de un tándem compuesto de Hossein Heydar, director general formado en la animación en Malasia, y de Amal Al Shammari, directora de creación y empresaria, los dos criados con dibujos animados, especialmente japoneses.

En la oferta actual disponible en la región "encontramos que faltaban contenidos de calidad que representasen la cultura catarí", rememora Amal Al Shammari, apuntando las imprecisiones en la pronunciación o la vestimenta. "Hacía falta un estudio en Catar que pusiera atención en los detalles y que representase con justicia la cultura catarí".

"Kawkabani" (palabra que define al habitante de un planeta) era la consecuencia lógica. Antes del Mundial, del 21 de noviembre al 18 de diciembre, "nos dijimos que muchas personas vendrían a Doha y queríamos acogerlos, explicarles muchas cosas y compartir nuestra cultura", continuó. "Es Hossein quien tuvo la idea del alien", añade Amal Al Shammari.

- "Presentar la cultura árabe" -

Amal al Shammari imaginó el guion y los personajes, los dibujó y un equipo de una treintena de personas dispersadas por Oriente Medio les ayudaron a dar vida a su historia.

"Es la falta de artistas locales lo que nos condujo a buscar en la región, y únicamente en la región, porque queríamos que la gente que participase comprendiera nuestra cultura y la importancia de presentar la cultura árabe al mundo entero", explica Hossein Heydar.

En el primero de los cinco episodios (de unos diez minutos cada uno), emitido el 2 de mayo en YouTube y traducido en inglés, francés, español, hindi, mandarín y japonés, "Kawkabani", un pequeño alien violeta, curioso y amigable, se estrella en el desierto dos años antes del inicio de la Copa del Mundo.

Al socorro del visitante acuden tres amigos que le enseñan cómo saludar a las personas a las que se encuentre e incluso cómo indicar con un gesto de la mano que no quiere más café. ¿Por qué tres? Porque representan a los tres componentes de la sociedad catarí, precisa la autora de la serie.

- Autocrítica -

"El beduino, Faisal, representa el modo de vida nómada. Es muy orgulloso, con tendencia a enfadarse, pero siempre estará ahí para ti", describe. "Saad viene de las orillas del mar. Su modo de vida es más moderno y está abierto a culturas diferentes. Finalmente está Khalifa, su madre es británica y su padre catarí, que transmite su carácter mestizo".

A lo largo de los episodios, el extraterrestre descubre la cultura local con sus anfitriones y sus familiares, no sin autocrítica. Como en el segundo episodio, en el que un gato errante invita a sus amigos a terminar los restos de un gran banquete, encargado para solo tres comensales.

"Estos dibujos animados tratan de explicar a los cataríes que, con motivo de la Copa del Mundo, numerosas personas de diferentes países y culturas vendrán a Doha y que hace falta aceptar esas culturas, ayudarlas a coexistir y a comprender la cultura catarí de manera fluida", confía Amal Al Shammari.

Habituado hasta ahora a proyectos comerciales en los que "el cliente pone todos los límites", Hossein Heydar apreció haber tenido total libertad con "Kawkabani". "Nuestros patrocinadores (el Comité supremo de la organización del Mundial, el operador de telecomunicaciones Vodafone y el Instituto del Cine de Doha) nos dejaron total libertad para crear como nosotros queríamos", asegura.

El dibujante de 33 años y la guionista de 35 ya tienen las dos próximas temporadas planeadas y no cuentan con detenerse ahí. "Nuestro legado está lleno de historias, de personajes y de héroes que queremos dar a conocer al mundo desde Catar o el mundo árabe", se alegra Haydar. "'Kawkabani' es la prueba de que podemos producir este tipo de contenido de calidad".

pel-al/aem/dam/psr

GOOGLE

VODAFONE GROUP

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario