PolicialesINAU | violación

Justicia fijó indemnización de US$ 4.000 por violación dentro de INAU

El hecho ocurrió en 2012. La familia de la víctima reclamaba US$ 330.000. Al poco tiempo de salir del centro, el joven fue asesinado.

Fabián Tomé estaba internado en el Centro de Medidas Cautelares (Cemec) en 2012 cuando fue violado por un funcionario, golpeado por un director y cortado en la cara por otro interno.

La familia presentó una demanda ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo reclamando al Estado el pago de US$ 330.000 por concepto de daño moral, premuerte y derechos hereditarios.

Sin embargo, el juez Carlos Aguirre Daniele amparó parcialmente el pedido y condenó al estado al pago de US$ 4.000, según informa hoy El País. El magistrado entendió que el padre del joven, Héctor Tomé, sí padeció dolor por los hechos sufridos por su hijo pero no hizo lugar a un resarcimiento por daño moral por derecho hereditario y daño premuerte.

De acuerdo a la demanda citada por el matutino, un funcionario del Cemec violó a Tomé y lo amenazó para que no contara lo ocurrido. Pese a esas amenazas, el joven relató los hechos a su padre y madre de crianza y fue gracias a eso que el caso salió a la luz.

Siembre según la versión de El País, Tomé fue posteriormente atacado por otro joven del centro que le causó cortes en la cara instigado por los directores. El funcionario que cometió la violación fue procesado con prisión. Y en setiembre de 2013, Tomé quedó en libertad pero poco después fue asesinado al intentar ayudar a una mujer víctima de arrebato.

El juez del caso, Aguirre Daniele, señala que quedó acreditado el maltrato físico, psicológico, emocional y sexual que padeció Tomé. Además sostuvo que el trato degradante que padeció es de brutalidad inexplicable haciendo operado INAU como un “centro de tortura”.

Dejá tu comentario