AFP

Justicia de EEUU inculpa a expiloto de Boeing por accidentes de avión 737 MAX

La justicia estadounidense inculpó el jueves a un expiloto de prueba de Boeing, señalado de haber inducido en error a la agencia que supervisa la aviación durante el proceso de certificación del 737 MAX: un modelo involucrado en dos accidentes que dejaron 346 muertes.

La justicia estadounidense inculpó el jueves a un expiloto de prueba de Boeing, señalado de haber inducido en error a la agencia que supervisa la aviación durante el proceso de certificación del 737 MAX: un modelo involucrado en dos accidentes que dejaron 346 muertes.

Mark Forkner "entregó información falsa, inexacta e incompleta a la agencia sobre una nueva parte del sistema de control de vuelo del Boeing 737 MAX", llamado MCAS, que originó los accidentes de 2018 y 2019, explicó el ministerio de Justicia en un comunicado.

Según los documentos de la acusación, el hombre descubrió en 2016 informaciones sobre un importante cambio efectuado en este programa que buscaba evitar peligrosas pérdidas de altitud de aviones, pero decidió voluntariamente no compartirlas con la Administración Federal de Aviación (FAA en inglés).

La FAA no incluyó por lo tanto referencias al MCAS en un documento esencial y en las guías de formación destinadas a pilotos.

Forkner, de 49 años, también es acusado de haber conspirado contra los clientes de Boeing que compraron 737 MAX al privarlos de informaciones esenciales.

Según documentos publicados a inicios de 2020, se jactaba de poder engañar a sus interlocutores de la FAA para obtener la certificación del sistema MCAS.

El 737 MAX fue formalmente homologado en marzo de 2017.

En octubre de 2018 y marzo de 2019, dos accidentes ocurridos respectivamente en aparatos de las compañías Lion Air y Ethiopian Airlines causaron 346 muertes.

Durante ambos incidentes, el programa de comandos de vuelo MCAS se desbocó a partir de información errónea transmitida por una de las dos sondas del aparato.

Todos los otros 737 MAX tuvieron que quedarse luego en tierra durante 20 meses, antes de ser nuevamente autorizados a volar a finales de 2020, una vez cambiados sus programas.

Boeing reconoció su responsabilidad en la manipulación de las autoridades y aceptó pagar más de 2.500 millones de dólares de compensación.

Forkner fue oficialmente inculpado por un gran jurado en Texas de dos cargos por fraude relacionado con piezas aeronáuticas y de cuatro cargos por fraude por comunicación electrónica.

En caso de ser condenado arriesga en teoría hasta 100 años de cárcel.

"Forkner ocultó información esencial al regulador para tratar de ahorrar dinero para Boeing", comentó un procurador federal de Texas, Chad Meacham, en el comunicado.

"El ministerio de Justicia no puede tolerar el fraude, sobre todo en un sector de tan alto riesgo", agregó.

Solicitada por la AFP, Boeing no quiso comentar el caso.

jum-tu/led/dl/rsr

BOEING

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario