InternacionalesViolencia de género | Argentina

Justicia argentina dirime la suerte de Brenda Barattini, la mujer que le cortó el pene a su amante

La acusada argumenta que el hombre divulgó un video sexual de ambos por Whatsapp. Dos años después del hecho, la vida de los protagonistas.

Casi dos años después del episodio, tuvo lugar la audiencia pública en Córboba, Argentina, por Brenda Baratttini, la arquitecta que se encuentra recluida por cortarle el pene con una tijera de podar a su amante. Las impactantes fotos del caso se viralizaron inmediatemente.

Barattini declaró en el tribunal en la Cámara 2ª del Crimen de Córdoba y allí se supo que la mujer había googleado sobre cómo llevar a cabo su venganza, dado que el sujeto había compartido por Whatsapp un video de ambos teniendo sexo, obviamente sin su consentimiento.

La mujer también había escrito en su diario personal una descripción de cómo serían los hechos, informa Clarín.

Sergio F. (40) y Brenda (26) tenían pareja. Él era casado y ella tenia novio. La relación que los unía era puramente sexual. Se habían visto unas 10 veces, según coincidieron en sus declaraciones.

"Empezamos a tener relaciones y me dijo que me iba a dar una sorpresita. Que tenía algo para darme. Me puso un antifaz, como de terciopelo. Después me dijo que adivinara con qué me tocaba. También quiso atarme, pero no quise. Empezó a hacerme sexo oral. De repente sentí algo. Me quiso matar en ese segundo”, dijo Sergio F. en su testimonio.

La justicia argentina está dirimiendo si Barattini cometió un delito de lesiones gravísimas agravadas por el vínculo o intento de homicidio agravado. Según el Código Procesal cordobés, sólo un jurado popular puede juzgar un caso de homicidio.

Las pistas que condicen hacia la premeditación no favorecen a la mujer. En la víspera colectivos feministas se hicieron presentes en el juzgado para dar apoyo a Barattini.

Avalan la hipótesis de que ella en realidad sería una víctima, por su vulneración a través del video compartido

La propia Brenda había declarado meses atrás al diario La Voz: "Para que yo reaccionara de esa manera, me generó un daño muy grave. Un daño psicológico muy grande. Vulnerando mi intimidad, y eso no se hace. Ni a una mujer, ni a un hombre, ni a nadie. Yo respondí... quizá no de una manera correcta, pero respondí".

Un testigo clave es el exabogado de Barattini, quien es amigo común de Sergio F. y de ella, y una de las personas que habría recibido el video sexual.

El hombre se alejó de la causa, pero un principio estuvo de acuerdo en dar su testimonio.

El actual abogado de Brenda, Iván Sironi, cuenta con ello y señaló que sele acusará de falso testimonio.

Sironi dijo que las "imagenes ya no existen" porque "se han borrado".

También dijo que habráque estar atento en el desarrollo del juicio a las declaraciones de Sergio F.

“En una primera declaración, en 2017, dijo que entre los dos se habían mandado fotos y videos y también dijo que los había compartido. En una segunda declaración dijo que no había ni fotos ni videos; y que no los había compartido.”

Por el momento la víctima se enfocó a contar cómo fueron los instantes posteriores al ataque. "Perdía sangre a chorros", contó.

Vecinos de la mujer se acercaron a ayudarlo. Le daban agua y trataban de contrarrestar el sangrado. Los diarios argentinos publicaron fotos en las cuales se lo ve en el suelo, rodeado de toallas, esperando la ambulancia.

Mientras estaba "tirado", recordó, "se despidió" de su mujer y de sus amigos.

“No sabía qué me había cortado. No vi nada. El dolor fue un segundo. Ella salió de encima mío, yo intenté levantarme, me subo los pantalones e instintivamente agarro el celular, para llamar a una ambulancia. Quiero salir y ella comienza a insultarme. Me agarró de la remera, de los pelos, y no me dejaba salir. Yo estaba con una mano haciéndome presión. Atiné a salir, y me agarraba, no dejaba irme. Metí una llave que encontré por ahí y pude abrir".

Este martes, se presentará como testigo Gonzalo, la ex pareja de Brenda. Él fue llamado tanto por la defensa como la querella.

Desde el lado de la acusada llevarán las preguntas hacia el punto que logre probar que Gonzalo y Brenda eran una pareja con proyectos y que así se mostraban en su entorno. El objetivo: evitar un agravamiento por el vínculo.

Brenda está detenida desde la noche del ataque.

Ella esperó a la Policía, no intentó deshacerse de la tijera de podar, ni limpió la escena.

Pero en un principio dijo que Sergio F. había intentado abusar de ella. Luego no lo sostuvo y habló de violencia psicológica.

En la cárcel se puso de novia con otra interna, María Laura.

Su abogados sostiene que esta relación es importante porque, después de la difusión del video, "Brenda le teme a los hombres".

Del otro lado de la mesa el daño también es inmenso.

La arquitecta le ofreció a Sergio F. 30.000 dólares para no ir a juicio civil.

Tras varias operaciones, a él lograron reconstruirle los genitales.

El resultado de esas intervenciones es el tercer punto fuerte en el juicio, dice su abogado.

Dejá tu comentario