Jueza pidió videos a la Policía que entró al Codicen y sacó a estudiantes

Este sábado tomó declaración a los agentes que desalojaron el edificio. Algunos llevaban cámaras en el uniforme.

26 de septiembre de 2015, 14:22hs

La jueza Ana de Salteraín continuó este sábado con la indagatoria sobre lo que ocurrió el martes 22 de noche, cuando la Policía desalojó el edificio donde funcionan, entre otras, las oficinas del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

La magistrada dijo a Subrayado que interrogó a 10 policías del Grupo de Respuesta Táctica de la Jefatura de Policía de Montevideo.

Estos policías son los que entraron al edificio y desalojaron a los estudiantes que ocupaban el lugar desde el viernes 18 de noche.

De Salterain dijo que solicitó a estos agentes las filmaciones realizadas con las cámaras que algunos de ellos llevan en su uniforme.

Estas serían las únicas imágenes que hay del interior del edificio, ya que las cámaras de seguridad fueron tapadas por los estudiantes que ocuparon las distintas oficinas.

Según adelantó la jueza a Subrayado, espera que el lunes o martes de la semana próxima tenga pronto el peritaje de las filmaciones recabadas.

Esto incluye todas las imágenes registradas afuera del edificio, en la calle, donde se produjo el enfrentamiento entre manifestantes y policías.

Algunos de los policías que declararon este sábado en el juzgado de la calle Bartolomé Mitre, en la Ciudad Vieja, resultaron heridos en el enfrentamiento posterior con los dirigentes sindicales y de grupos radicales que esperaban en afuera del Codicen.

De Salterain aseguró el viernes a la prensa que hasta ahora no recibió ninguna denuncia de agresiones dentro del edificio.

Todas las denuncias refieren al enfrentamiento que hubo afuera, en la calle, entre manifestantes y policías.

Los estudiantes que ocuparon el Codicen habían dicho que dentro del edificio fueron golpeados por los policías y algunos hasta les cantaron, para asustarlos, “sal de ahí chivita, chivita”.

Pero de acuerdo a lo que dijo la jueza, nadie presentó denuncia contra los policías por agresiones dentro del edificio. Sí afuera.

A su vez, la Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH) sostiene en un informe oficial que la policía no agredió a los estudiantes que ocupaban el Codicen.

También dice que, salvo excepciones, la Guardia Republicana (que intervino en la calle), no cometió excesos en la represión de los manifestantes.

Como saldo del enfrentamiento más de 30 personas resultaron con lesiones, entre policías y manifestantes.

Un policía sufrió una fractura en un brazo y un manifestante un golpe fuerte en la cabeza.

Dejá tu comentario