Joven denuncia discriminación en un boliche por el color de su piel

Una joven afrodescendiente dice que la dejaron esperando en la puerta más de una hora y media y luego no la dejaron entrar.

21 de septiembre de 2015, 15:36hs

Romina Marcucci es una joven afrodescendiente que en su Facebook denuncia haber sido discriminada por su color de piel en el boliche Monroe, ubicado en Constituyente y Emilio Frugoni.

Cuenta que el sábado fue al boliche pasada la medianoche porque allí festejaba su cumpleaños una amiga.

“Una vez más, me tocó ser protagonista de una situación de discriminación. Nunca había ido a este boliche ubicado en Constituyente esquina Emilio Furgoni, y anoche una de mis amigas festejó su cumpleaños allí, y fui”, escribió Romina.

Según su versión, en la puerta le dijeron que debía esperar porque las personas invitadas al cumpleaños debían ingresar antes de la medianoche.

“Llegue a las 00:35, y ya había cola afuera del boliche, hablé con el señor de la puerta comunicandole que iba por un cumpleaños y me respondió que como ya había pasado la hora (la lista del cumple era hasta las 12) debía esperar”, cuenta en su Facebook.

Esperó y vio cómo otras personas entraban, pero a ella le seguían diciendo que debía esperar. Así pasó una hora y media, dice Romina.

“Esperando en la puerta eramos 30 personas aproximadamente, de las cuales 8 eramos mujeres. Al cabo de los primeros 10 minutos, entraron todas las mujeres que estaban allí menos yo, y a su vez fue llegando más gente, hombres y mujeres, que aunque llegaron después que yo, los dejaron entrar. Estuve una hora y media en la puerta, viendo pasar a muchísimas personas y yo seguía afuera. Le pregunté al señor de la puerta por qué no me dejaba pasar a mi, y su respuesta fue que era el dueño quien elegía a las personas para entrar, que él no tenia nada que ver”, agrega Romina.

Su amiga habló entonces con el dueño del local para dejarla entrar. “Él le dijo que si, que me iba a dejar entrar, pero cuando ella me señaló indicando que era yo, él respondió con la excusa de que como llegué después de las 12 tenía que esperar... Sin embargo en la hora que ya había pasado, entraron muchas personas que llegaron mucho después que yo”, reitera la joven en su Facebook.

“Enseguida capte el mensaje... En la imagen que se quiere trasmitir de ese boliche, no hay lugar para afrodescendientes... Hasta cuando tenemos que soportar esto? No creen que ya fue demasiado? Y me fui... Llorando por la impotencia de no haber podido pasar un rato con mi amiga en su cumpleaños y por tener que ser víctima una vez más de estos actos absolutamente repudiables que aun existen en nuestra sociedad”, dice Romina.

Según esta denuncia, la amiga que festejaba su cumpleaños decidió irse cuando supo que no iban a dejar entrar a Romina.

Subrayado intentó comunicarse con el dueño del boliche, pero hasta el momento no fue posible.

Dejá tu comentario