AFP

Italia gana la Eurocopa en los penales, Inglaterra no rompe su maldición

Italia se proclamó campeona de Europa por segunda vez en su historia, después de imponerse a una 'maldita' Inglaterra en los penales (1-1, 3-2), en la final de la Eurocopa-2020 disputada este domingo en el estadio de Wembley, ante 67.173 espectadores.

Italia se proclamó campeona de Europa por segunda vez en su historia, después de imponerse a una 'maldita' Inglaterra en los penales (1-1, 3-2), en la final de la Eurocopa-2020 disputada este domingo en el estadio de Wembley, ante 67.173 espectadores.

La 'Nazionale', cuyo último título databa del Mundial-2006, se reencontró con la gloria europea 53 años después de la Eurocopa ganada en 1968. La espera era aún mayor para una Inglaterra huérfana de títulos desde que se coronase en casa en el Mundial de 1966.

"Merecimos nuestra victoria, sentimos que había algo mágico en el aire. Es una emoción increíble, la saboreamos porque es magnífica", describió el capitán italiano Giorgio Chiellini.

Los 'Three Lions' se adelantaron en el minuto 2 por medio de Luke Shaw, pero Leonardo Bonucci (67) llevó el partido a la prórroga.

Ya desde los once metros las dos atajadas de Gianluigi Donnarumma, ante Jadon Sancho y Bukayo Saka, además del disparo al poste de Marcus Rashford, dieron el triunfo a la 'Azzurra' de Roberto Mancini, que sucede en el palmarés a Portugal.

La historia se repite para el seleccionador inglés, Gareth Southgate, quien no pudo deshacerse de la sombra que le persigue desde su penal fallado contra Alemania en semifinales de la Eurocopa-1996.

El técnico vivió una nueva decepción desde los once metros, con el agravante de que los tres hombres que fallaron para Inglaterra habían entrado desde el banquillo -Rashford y Sancho lo hicieron en el último minuto de la prórroga para tirar penales-.

"Yo elegí los lanzadores. Estoy muy decepcionado por no haber ido un paso más allá. Decidimos hacer los cambios al final del partido, pero perdemos o ganamos juntos, como equipo", afirmó el técnico.

Al igual que padeció Portugal en 2004 (1-0 contra Grecia) y Francia en 2016 (1-0 en prórroga ante la propia Portugal), de nuevo el país anfitrión de la final se quedó a las puertas de la gloria.

- Maldición -

Para Italia, en cambio, el título supone la culminación de la reconstrucción operada por el seleccionador Roberto Mancini, cuyo equipo vivió este domingo su 34º partido consecutivo sin perder.

Los pupilos de Southgate, pese a haber disputado seis de sus siete partidos en el torneo sobre el césped de Wembley, no pudieron poner punto final a su sequía de títulos bajo la persistente lluvia londinense.

Y eso que la final no tardó en ponerse de cara para Inglaterra, cuando los locales montaron una contra iniciada por el propio Shaw, vertebrada por el capitán Harry Kane y culminada por el propio lateral del Manchester United a centro de Kieran Trippier.

- De nuevo Donnarumma -

Era el primer gol de Shaw con la selección, en el día de su 26º cumpleaños, y el gol más madrugador de la historia de las finales de la Eurocopa, luego de sólo 1 minuto y 57 segundos de juego.

La Italia que comenzó el torneo con tres victorias, siete goles a favor y cero en contra, se fue diluyendo con el paso de las rondas eliminatorias, y el peso de Wembley pareció lastrarla por momentos.

Pero la ¡Azzurra' se reencontró con su juego vistoso en el segundo acto y fruto de su voluntad ofensiva, y del orden en el juego imprimido desde la medular por Jorguinho y Marco Verratti, llegó el empate, tras una jugada embarullada en el área a la salida de un córner en la que Bonucci logró embocar desde dentro del área pequeña.

"Hemos encajado ese gol rápidamente, eso nos ha puesto en dificultades, pero después hemos dominado el partido", explicó Mancini.

El luminoso no volvería a moverse hasta los penales, donde Donnarumma, al igual que hiciera en semifinales ante España, dio el triunfo a los suyos y llenó de lágrimas a la afición inglesa, la misma que en la ceremonia de los himnos había pitado los acordes italianos y que poco antes protagonizó incidentes en los aledaños de Wembley.

Bajo el impulso de Mancini y de una perfecta combinación de jóvenes y veteranos, Italia regresa a su tradicional puesto en la élite del fútbol mundial, y será tenida muy en cuenta entre los aspirantes a ganar en poco más de un año el Mundial de Catar.

jta-hap-jed/bvo/iga/gh/pm

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario