Internacionales

Israel detiene a seis sospechosos por asesinato de niño palestino

La Policía dijo que se trata de personas de extracción "extremista". La tensión aumenta por el intercambio entre judíos y palestinos.

La Policía dijo que se trata de personas de extracción "extremista". La tensión aumenta por el intercambio entre judíos y palestinos.

La policía israelí detuvo a judíos extremistas por el asesinato de un adolescente palestino de Jerusalén Este, que provocó un recrudecimiento de la tensión en Israel.

El Shin Beth, la agencia de seguridad interior, se limitó a confirmar la detención y el interrogatorio de “varios sospechosos judíos”. El ministro de Seguridad Pública, Yitzhak Aharonovich, precisó que se trataba de seis “jóvenes”.

La victima se llamaba Mohamad Abu Jdeir, de 16 años, quien fue secuestrado el 2 de julio en Shuafat, un barrio de Jerusalén Este.Su cadáver, completamente calcinado, apareció unas horas más tarde cerca de un bosque en el oeste de la ciudad. Según los primeros informes de la autopsia, Abu Jdeir fue quemado vivo.

Los palestinos acusan a los judíos de haber matado al joven en represalia por el secuestro y el asesinato de tres jóvenes israelíes en la región de Hebrón, en Cisjordania. Israel atribuye este episodio al movimiento islamista Hamas.

Estos asesinatos han provocado enfrentamientos entre israelíes y palestinos. La noche del sábado, la policía israelí detuvo a 35 manifestantes, la mitad de ellos menores, en la región de Galilea. Ayer, En Nazaret y en Tamra se produjeron nuevos incidentes ayer.

La policía anunció la detención de 16 manifestantes. Ayer, dos palestinos murieron y otro resultó herido en un ataque aéreo de un avión teleguiado israelí contra la Franja.

Un video sobre una paliza de dos guardias fronterizos israelíes de Jerusalén Este a un palestino suscitó una gran indignación.

El joven es Tarek Abu Jdeir, de 15 años, y es primo del joven asesinado. Un tribunal de Jerusalén lo condenó a nueve días de arresto domiciliario por apedrear a policías en Shuafat.Estados Unidos condenó el “uso excesivo de la fuerza” contra el joven, un ciudadano estadounidense, y pidió una “investigación rápida, transparente y creíble”. El Ministerio israelí de Justicia abrió una investigación interna sobre el incidente.

 

 

Tarek Abu Jdeir, de 15 años y primo del joven palestino asesinado, fue golpeado por guardias fronterizos israelíes en Jerusalén Este. Foto: AFP

 

Dejá tu comentario