AFP

Indonesia endurece las restricciones por aumento de casos de covid-19

Indonesia impuso este sábado un confinamiento parcial en la capital, Yakarta, en la isla de Java y en Bali, mientras la nación del sudeste asiático lidia con una ola de infecciones por covid-19.

Indonesia impuso este sábado un confinamiento parcial en la capital, Yakarta, en la isla de Java y en Bali, mientras la nación del sudeste asiático lidia con una ola de infecciones por covid-19.

Se han cerrado las mezquitas, restaurantes y centros comerciales en lugares de este país de mayoría musulmana donde el virus arrecia. Indonesia registró más de 25.000 nuevos casos y 539 muertes el viernes, batiendo nuevos récords diarios.

En menos de un mes el número de casos diarios se ha más que cuadriplicado, y eso que se estima que los datos manejados por el país (2,2 millones de casos y 59.534 fallecimientos) son muy inferiores a la realidad debido a que se hacen pocas pruebas de detección.

La crisis ha llevado el sistema sanitario al borde del colapso, con tiendas de campaña improvisadas en el exterior de establecimientos abarrotados.

Los pasillos de los hospitales están llenos de enfermos en camillas y algunos hospitales han rechazado pacientes infectados por falta de espacio.

La variante Delta del virus, identificada por primera vez en India y presente en al menos 85 países, representa más del 80% de los casos nuevos en algunas zonas, informó el Ministerio de Salud.

Es la variante más contagiosa de las identificadas hasta la fecha.

"(El aumento) se debe principalmente a la variante Delta", afirmó el viernes el ministro de Salud Budi Gunadi Sadikin. "Está en todos los países, nadie está a salvo".

Los expertos ya habían advertido que los desplazamientos de millones de personas por todo el país al final del mes de ayuno musulmán del Ramadán en mayo dispararía los casos.

Las nuevas medidas anunciadas por el presidente indonesio Joko Widodo permanecerán en vigor hasta el 20 de julio, con la esperanza de reducir las infecciones diarias por debajo de las 10.000.

Widodo, más conocido como Jokowi, se ha resistido durante mucho tiempo a imponer confinamientos estrictos como en otros países alegando que podrían frenar la mayor economía del sudeste asiático, donde millones de personas viven al día.

Ahora todos los empleados no esenciales deben teletrabajar y las clases se impartirán en línea.

Las restricciones también se aplicarán a la isla de Bali, afectada por un aumento de casos que retrasa los planes de reabrirla a los turistas internacionales.

Los expertos advierten que las medidas podrían ser insuficientes, porque se sigue permitiendo el transporte público, aunque con una capacidad reducida. Los viajes nacionales por mar, aire y autobús estarán autorizados para aquellos que hayan recibido al menos una dosis de la vacuna.

bur-pb/axn/qan/erl/yow

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario