AFP

Incendios forestales de California mataron miles de secuoyas gigantes

Los incendios forestales que arrasaron los bosques de California este año mataron miles de secuoyas gigantes, informaron las autoridades el viernes en la primera estimación a gran escala de mortalidad de especies raras.

Los incendios forestales que arrasaron los bosques de California este año mataron miles de secuoyas gigantes, informaron las autoridades el viernes en la primera estimación a gran escala de mortalidad de especies raras.

Dos enormes incendios provocados por rayos quemaron hasta 3.600 ejemplares de este árbol, cada uno de ellos de más de cuatro pies (120 centímetros) de diámetro, dejándolos muertos o a la espera de que mueran en los próximos cinco años.

La cifra representa el 5% de la reserva total de esos árboles del planeta -la especie más grande del mundo-. En 2020, el fuego mató el 14% de ejemplares de esta especie.

"La triste realidad es que hemos visto otra gran pérdida dentro de una población finita de estos árboles icónicos", lamentó el superintendente de los Parques Nacionales de Sequoia y Kings Canyon, Clay Jordan.

California y otras partes del oeste de Estados Unidos fueron devastadas por incendios forestales enormes y de rápida extensión este año, impulsados por años de sequía y un clima más cálido y seco.

Los científicos dicen que la actividad humana, incluida la quema incontrolada de combustibles fósiles, contribuye de manera crucial en este calentamiento planetario.

Las imágenes de General Sherman, el árbol más grande del mundo, envuelto en papel de aluminio por los bomberos para protegerlo de las llamas, dieron la vuelta al mundo.

El árbol, que se eleva a 83 metros (275 pies) sobre el suelo del bosque, resultó ileso.

Los "gigantes" están bien adaptados a los incendios, con una corteza gruesa que los protege del calor. A lo largo de su vida, que se mide en miles de años, por lo general soportan muchas llamas y el calor ayuda a que sus piñas se abran para dispersar semillas.

Pero los incendios más prolongados, calientes y agresivos pueden dañarlos, a veces de forma irreparable.

Dos grandes incendios este año arrasaron 27 arboledas, que solo se encuentran en las montañas de Sierra Nevada.

Funcionarios forestales dicen que la intensidad de algunos de estos incendios fue preocupante.

"Las secuoyas generalmente se regeneran mucho después de los incendios forestales, aunque los informes de regeneración inadecuada en áreas de alta severidad están generando preocupación", advirtieron los Parques Nacionales Sequoia y Kings Canyon en un informe.

"Las fallas de regeneración podrían ocurrir si las piñas y/o las semillas fueran calcinadas (...) las semillas no sobrevivieron al fuego, o las semillas (fueron) arrastradas debido a la erosión de la superficie".

Sin embargo, el informe señala que la temporada de incendios de este año no ha sido del todo mala, ya que las anteriores "quemas prescritas" han tenido el efecto deseado de reducir la cantidad de combustible disponible para las llamas incontroladas.

Algunos expertos forestales afirman que décadas de tolerancia cero a los incendios han dejado los bosques de California repletos de combustible potencial que se convirtió en un enorme polvorín al secarse durante la histórica sequía.

Dicen que permitir que algunos incendios quemen este exceso de vegetación, o prender fuego deliberadamente de manera controlada, ayuda a reducir la intensidad y el poder de destrucción de los incendios.

hg/dw/ag/dga

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario