PolicialesMalvín | RAMBLA | violencia

Imputaron rapiña a un adolescente detenido por los incidentes en Malvín

Otro adolescente se entregó a la Policía y dijo ser el autor de los disparos que se escucharon durante la fiesta en la rambla.

Un adolescente de 17 años fue imputado este martes por una infracción gravísima calificada como delito de rapiña.

El fiscal que investiga los graves incidentes ocurrido en la tarde del lunes en la rambla de Malvín dispuso que el joven fuera internado en dependencias del INISA (reclusión de adolescentes).

Además, otro adolescente se entregó a la Policía y dijo ser quien efectuó los disparos con arma de fuego. Al respecto hubo un herido de bala en el hombro que fue trasladado el mismo lunes de tarde a un centro de salud. Otro joven fue herido con un arma blanca y también debió ser atendido por médicos.

Todo ocurrió el lunes de tarde en la rambla de Malvín cuando cientos de jóvenes y adolescentes se convocaron en una fiesta improvisada para celebrar el Día de Reyes.

Hubo peleas, robos, botellazos y disparos de armas de fuego.

La fiesta se llamaba “Michigan manija” y fue convocada a través de redes sociales.

A propósito, uno de los dueños del bar Michigan de Malvín Alejandro Britos, dijo a Subrayado que presentaron una denuncia por utilizar su nombre sin permiso para una fiesta que terminó en graves incidentes.

COMERCIANTES ZONA

La mayoría de los jóvenes llegó en ómnibus y bajó a la arena con parlantes para escuchar música y alcohol, algo similar había ocurrido el 24 de diciembre y el último día del año.

El alcalde del Municio E (que incluye Malvín) Agustín Lescano aseguró a Subrayado que la fiesta no fue autorizada:

ALCALDE MUNICIPIO

OPERATIVO

La Policía ya contaba con la información y había desplegado un operativo especial en la zona teniendo en cuenta que se esperaba una masiva presencia de personas.

La estación de servicio de la esquina tuvo que cerrar sus puertas y colocar heladeras detrás de las mismas para impedir el ingreso de los jóvenes, que ya habían golpeado a algunos de los pisteros.

La Policía intentó dispersar a los jóvenes, cortó el tránsito y trabajó en la zona hasta las 22 horas.

Fuentes de la investigación dijeron a Subrayado que la convocatoria fue similar a las realizadas en la zona de Kibón y para la Policía es difícil prever la magnitud y el comportamiento de quienes concurren a las celebraciones.

Subrayado recopiló varios videos grabados por vecinos en sus celulares y cámaras de seguridad de la zona que muestran parte de lo que sucedió.

VIDEOS LIOS

Testigos de lo ocurrido narraron los momentos de caos vividos a pesar de la presencia policial.

TESTIMONIOS MALVIN

Dejá tu comentario