EL CASO DEL ÁRBITRO

Imputados por homicidio de Andrés Pollero le robaron el auto porque el suyo se rompió

El auto blanco, propiedad de uno de los imputados, fue visualizado por cámaras de videovigilancia, indica la solicitud de formalización.

El árbitro Andrés Pollero murió a los 42 años el 31 de mayo de 2020, cuando delincuentes le dispararon para robarle el auto, un Kía azul, en el que acababa de llegar a su casa. Ahora, la solicitud de formalización publicada por la Fiscalía, revela detalles de lo que ocurrió ese día, alrededor de las 18.00 horas en el barrio Sayago.

Entre los detalles revelados, el texto indica que los ahora imputados por el homicidio del árbitro y una tercera persona aún sin identificar, robaron el vehículo luego de que su auto, un Renault color blanco, se rompiera “exactamente a la vuelta del domicilio de la víctima''. En el medio del robo hubo amenazas, violencia y un disparo que ocasionó la muerte de Pollero en el lugar.

El auto blanco, propiedad de uno de los imputados, fue visualizado por cámaras de videovigilancia, señala Fiscalía, así como la llegada de la víctima a su casa y la fuga de los tres delincuentes en el vehículo robado. Los ladrones se llevaron el auto de la víctima, y pocos días después apareció incendiado en el barrio 40 Semanas

A pedido de la fiscal de Homicidios de 2º turno, Mirta Morales, la Justicia imputó este jueves a un hombre y una mujer por homicidio muy especialmente agravado por el crimen de Andrés Pollero.

La división de Homicidios Complejos de la Policía había logrado identificar en los últimos días a un hombre de 47 años y a una mujer de 30 como principales sospechosos del homicidio. Ambas personas cuentan con un largo prontuario criminal.

Dejá tu comentario