SociedadConferencia Episcopal Uruguaya | Iglesia Católica | fragmentación social

Iglesia Católica preocupada por la alta fragmentación social en Uruguay

La Conferencia Episcopal alerta sobre la inestabilidad laboral, separación de las familias, alto índice de suicidios y la infantilización de la pobreza.

La Iglesia Católica expresó su preocupación por la fragmentación social que sufre el país, que se refleja, según los obispos, en una inestabilidad en las relaciones laborales, una separación de las familias, una baja tasa de natalidad y alto índice de suicidios y en una división entre el campo y la ciudad.

La Conferencia Episcopal, integrada por todos los obispos del país, se reunió en Florida y emitió un documento expresando su preocupación por lo que ellos identifican como de un deterioro en el relacionamiento social de los uruguayos.

Los obispos expresaron también preocupación por la cantidad de niños que aún viven en la pobreza y sugieren hacer énfasis en mejorar la educación como forma de superar este problema.

El arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, destacó el hecho que entre 2006 y 2016 la pobreza en niños menores de 6 años se haya reducido a la mitad. De cada 1.000 menores de 6 años, 174 son pobres. Esa cifra, en personas entre 18 y 64 años, es de 64.

Tras el diagnóstico que alerta sobre la fragmentación social, el documento elaborado por la Conferencia Episcopal Uruguaya sugiere líneas de acción. Entre ellas, empoderar a la familia para que pueda volver a cumplir con su función, generar acuerdos y espacios de cercanías en barrios y lugares de trabajo y hace un énfasis especial en la educación.

OTRO IGLESIA

Dejá tu comentario