Nacional

Hotel Juncal, un caso anterior a la Ley Penal Empresarial

Se trata de un hecho por el que fue procesado con prisión el arquitecto encargado de la construcción. Sucedió en 2006 y murieron allí dos obreros.

En Uruguay se produjeron 7.000 accidentes en la construcción durante la última década. La siniestralidad laboral le cuesta a Uruguay US$ 47 millones por año dice el senador Lorier.

Cada semana muere al menos un trabajador en un accidente. Más de 50.000 accidentes de trabajo a lo largo del año promedialmente.

Unos 21.900 trabajadores cobran rentas a cargo de la sociedad uruguaya por los accidentes que han tenido.

Estos datos dados a conocer por el senador frenteamplista Eduardo Lorier (Partido Comunista) exponen el complejo panorama que llevó a la creación de una ley de Responsabilidad Penal Empresarial.

Lorier -en la misma línea del sindicato de la construcción (Sunca)- asegura que el empresario es “deudor de seguridad” para con sus trabajadores.

Pero a propósito de la Ley de Responsabilidad Penal Empresarial, la justicia uruguaya ya ha usado mecanismos para procesar a arquitectos y empresas de la construcción. En el Código Penal existen figuras que permiten procesar a los responsables de estos episodios.

El 21 de setiembre de 2006, una obra en la calle Juncal se desplomó con el resultado de dos fallecidos. El arquitecto responsable de las obras, Raúl Wilner, fue procesado el 27 de julio de 2007 por “homicidio culpable” previsto en el artículo 314 del Código Penal (CP).

La doctora Elsa Machado, titular de la Fiscalía Penal de 6º Turno, concluyó que existió responsabilidad del arquitecto responsable de la obra, informó el diario La República en aquel entonces.

El juez de 5º turno Daniel Tapié hizo caso al pedido. El “homicidio culpable” es castigado con seis meses de prisión a ocho años de penitenciaría.

El artículo 314 especifica además que la aplicación de la pena máxima se considerará “cuando de la culpa resulte la muerte de varias personas o la muerte de una y la lesión de varias”.

Informes de la Intendencia de Montevideo, de la Dirección Nacional de Bomberos (DNB) y las facultades de Ingeniería y Arquitectura, coincidieron en que el accidente puso haber sido previsto.

El episodio ocurrió sobre las 14 horas del jueves 21 de setiembre de 2006.

Se trataba del exHotel Juncal, una obra de reciclaje en la calle Juncal 1394 entre la Plaza Independencia y Rincón. En el lugar había unos 40 trabajadores. Muchos de ellos quedaron atrapados bajo las vigas, hierros y bloques. El riesgo de que la estructura colapsara en su totalidad era inminente.

A la medianoche, fue recuperado el cuerpo sin vida de José Carrasco, de 32 años.

Al día siguiente, cuando promediaba la tarde, personal de Bomberos encontró el cadáver de Federico Quiyaborda, de 23 años.

Según los peritajes realizados, el derrumbe comenzó en el primer piso y esa fue la razón por la cual las paredes también cedieron creando un pozo de aire que arrastró vigas y paredes centrales hacia abajo.

La existencia de leyes en el ordenamiento jurídico, podría provocar que la Suprema Corte de Justicia declare inconstitucional la norma.

Esta es precisamente la discusión que existe en el oficialismo sobre la pertinencia de aprobar la ley así como llega redactada, bajo la supervisión del Sunca.

Según algunos de los senadores -del astorismo, Nin Novoa, Enrique Rubio- la redacción de la ley contiene defectos que podrían provocar su caída en menos de 60 días

la discusión llegó a la cúpula del Frente Amplio. El presidenciable del sector Tabaré Vázquez quiso aplicar su liderazgo en el asunto, y fue desoído por la bancada.

Vázquez pidió tiempo y reflexión a los legisladores, pero las presiones del Sunca hicieron que el trámite de la aprobación se diera con carácter urgente.

 

FOTO: Tapa del diario La República del 21 de marzo de 2006.

Dejá tu comentario