Nacional

Homicidas de Manuela Stábile planearon cómo matarla durante una semana

Canjearon dos motos y un cuatriciclo por un revólver, invitaron a Manuela a pasear a Florida y en un puente le dieron dos disparos.

El novio de Manuela Stábile y el cuñado de ella planificaron su asesinato durante una semana, según surge del auto de procesamiento de ambos, por homicidio muy especialmente agravado.

La jueza Annabele Gatto explica en su fallo cómo fueron los últimos días de la joven madre de 21 años, que tenía un bebé de 9 meses producto de una relación anterior.

En una misma casa de la zona del Cerro, propiedad de la madre de Manuela, vivía ella con su pequeño hijo y su novio de 20 años, y el hermano de éste, de 17, con su novia de 19.

“Ambas relaciones se caracterizaban por el ejercicio de violencia física hacia las mujeres, sobre quienes ejercían un estricto control debido a los celos”, dice la magistrada en el auto de procesamiento.

“Resulta que desde el miércoles 8 al domingo 12 de los corrientes, N (el joven de 17) y W. M. (el novio de Manuela, de 20) se fueron de cacería al departamento de Durazno. Aprovechando esta circunstancia, las jóvenes se fueron a bailar a la discoteca Azabache”, dice el fallo de la jueza.

“Cuando regresaron a casa los hombres ya habían retornado y tenían conocimiento de que se habían ido de baile (...). Así fue que ambas parejas discutieron, las chicas fueron insultadas, agredidas físicamente y les rompieron sus teléfonos móviles”, agrega el texto.

“El martes 14 de febrero ambos masculinos permutaron (con personas que no individualizan) dos motos y un cuatriciclo por un revólver marca Taurus calibre 38. Tanto el adolescente N. como la pareja de M. estaban molestos porque ésta tenía intenciones de desalojarlos de la vivienda”, explica la jueza Gatto.

“Manuela además quería terminar la relación con M., quien estaba seguro que ella lo engañaba con el padre de su hijo. Por su parte N., además de estar disgustado porque se tendría que ir de la casa, le adjudicaba a Manuela que se llevara a su novia de baile en baile. Por tales razones ambos hombres deciden que deben matar a Manuela”, detalla el fallo.

“M. refiere que lo pensaron como por una semana y el jueves 16 de febrero pusieron en marcha sus macabros planes. Así fue que M. invitó a Manuela, y acompañados por N. la invitaron a pasear. Vinieron hasta Florida con la excusa de mostrarle el lugar donde acampaban. Una vez que arribaron al kilómetro 122 de la ruta 6, detuvieron el auto y todos descendieron por la escalera de la ladera del puente. M. llevaba al bebé en los brazos al tiempo que le recomendaba a su mujer que mirase el agua. Luego le dijo 'matala' y N. sacó el revólver , le efectuó un disparo, Manuela cayó de rodillas y posteriormente le efectuó un disparo en la nuca”, describe el auto de procesamiento de los asesinos.

“Seguidamente dejaron al bebé en la sillita de auto y entre los dos la trasladaron unos metros más atrás. Procuraron taparla con tierra y yuyos y partieron rumbo a Montevideo. Al llegar a la casa ambos le contaron detalladamente a S (la novia de N.) lo que habían hecho y para disimular tras bañarse se fueron al cumpleaños de un tío. Allí estuvieron un rato y se retiraron para emprender viaje (otra vez) hasta el kilómetro 122”, agrega.

Esta vez volvieron a Florida “para esconder mejor el cuerpo de Manuela”, dice el fallo. “Se dieron a la tarea de disimular más el cuerpo de la joven madre, sobre quien arrojaron más tierra, yuyos, ramas y plantas del lugar. Al día siguiente M. y N. descartaron el arma, dejándola en un tronco, que luego fue recuperada”, agrega.

Al joven de 17 años se le inició un proceso infraccional como menor de edad por un delito de homicidio muy especialmente agravado en calidad de autor. Fue quien disparó. Mientras que el novio de Manuela, de 20 años, fue procesado con prisión por un homicidio muy especialmente agravado en calidad de co-autor.

Dejá tu comentario