PolicialesCanelones

Hombre detenido tras robar una juguetería en La Paz

Además un hombre fue detenido en Ciudad de la Costa por robar a cuatro mujeres en una parada de ómnibus. Además tres hombres quisieron robar una rentadora.

Policía de Canelones recibió una alerta de un hurto que se estaba cometiendo en una juguetería de La Paz, haciéndose presente en la zona.

El hombre de 23 años rompió un vidrio de la puerta principal y hurtó juguetes, para luego darse a la fuga por calle Giffuni, iniciándose una persecución donde los efectivos policiales lo detienen y logran recuperar los objetos hurtados.

Conducido a declarar ante el Juez Letrado de 2do Turno de Las Piedras, fue condenado a cumplir tres meses de prisión efectiva por un delito de hurto en grado de tentativa.

Rapiña a cuatro mujeres que esperaban en ómnibus

Cuatro mujeres que se encontraban en la parada de ómnibus en Lomas de Solymar, fueron sorprendidas por dos hombres, que las amenazaron con armas de fuego y le robaron las carteras con efectos personales, entre ellos un celular.

Utilizando la ubicación del aparato la policía concurrió a calle Mirasoles, logrando detener a un hombre de 31 años a quien se le incautó el teléfono.

Conducido a declarar ante el Juez Letrado de 3er Turno de Ciudad de la Costa, se dispuso la condena a 4 años y 6 meses de prisión por un delito de rapiña agravada, destacando que el autor es poseedor de 7 antecedentes penales.

Tres hombres pretendían robar autos de una rentadora

Tres hombres fueron detenidos tras intentar abrir autos pertenecientes a una rentadora ubicada en Calle 11 y Calle 1, en Atlántida.

La policía los detuvo a unas cuadras del lugar al verlos en actitud sospechosa e identificándolos posteriormente. Dos de ellos tienen 23 años y otro de 21.

Se les incautó llaves de varios vehículos.

Según datos aportados por la víctima, las llaves serían de los vehículos de la rentadora, ya que en el mes de julio la propietaria del local, había sido víctima de una rapiña en su vivienda, donde robaron llaves, $70 mil y celulares.

Finalizada la audiencia el Magistrado letrado dispuso que fueran condenados a la pena de ocho meses de prisión en régimen de libertad vigilada, por un delito de receptación en concurrencia fuera de la reiteración, con un delito de hurto especialmente agravado, debiendo cumplir las siguientes obligaciones: residir en un lugar determinado donde sea posible la supervisión del OSLA, continuar trabajando con sus respectivos labores, y presentarse una vez por semana en la unidad.

Dejá tu comentario