Nacional

Habla la familia del joven procesado por crimen de Natalia

Dicen que su hijo fue sometido a maltrato físico para que declare. Aseguran que de los dos testigos claves del caso: uno apareció ahogado y el otro está desaparecido.

 

La familia de Rodrigo Berges Burgos, el joven sentenciado por el crimen de Natalia Martínez en enero de 2007, escribió hoy un comunicado en el que defiende la inocencia de su hijo y reclama justicia para él.

De acuerdo al remitido que se publica en media página del diario El País y que también se puede leer completo en el sitio http://uninocentepresounculpableimpune.com/ , la familia sostiene que Rodrigo fue sometido a maltratos físicos y psicológicos para confesar su participación en este crimen.

Señalan que el muchacho es "un joven puro pero fácil de manipular y excesivamente crédulo, y que posee un coeficiente intelectual que está por debajo del que corresponde a su edad".

En la nota apuntan varias razones por las que decidieron  hablar  por primera vez del tema: "¿Callaría usted si de los dos testigos clave de este caso, el único que declaró ver una camioneta (Rodrigo tenía un auto compacto) hubiera aparecido AHOGADO en una cañada, con un golpe en la nuca pero sin una autopsia que estableciera cómo se produjo esa muerte, mientras que el otro lleva años DESPARECIDO?".

También señalan que el muchacho "jamás estuvo en el baile" La Rinconada esa noche, que "la piel que aparece bajo las uñas de la infortunada Natalia pertenece a una persona que NO es nuestro hijo" y que no hubo "una sola llamada realizada o recibida por Rodrigo, hacia o desde Piriápolis".  

Dejá tu comentario