Internacionales

Guardias de Obama se portaron mal: llevaron meretrices al hotel

Los agentes de seguridad de Estados Unidos querían tomarse un momento de esparcimiento, pero todo terminó mal: una de las chicas denunció que no querían pagarle.

Los agentes de seguridad de EE.UU. que fueron reemplazados el viernes en Cartagena de Indias (Colombia) llevaron prostitutas a un hotel cercano al que aloja al presidente Barack Obama para la Cumbre de las Américas, informó hoy CNN.

Según indicaron fuentes del Gobierno estadounidense a la cadena, al menos uno de los agentes que fueron enviados el viernes de vuelta a Estados Unidos llevó a prostitutas al hotel Caribe de Cartagena de Indias (Colombia), antes de que el mandatario estadounidense llegara a la ciudad para asistir al foro de líderes del continente.

Uno de los agentes involucrados se enzarzó supuestamente en una discusión con una de las prostitutas, que llamó entonces a la Policía colombiana para denunciar que no querían pagarle, de acuerdo con el relato de la fuente.

El funcionario cifró el número de agentes reemplazados en "una docena", y subrayó que ninguno de ellos se encargaba de la seguridad personal de Obama, sino que formaban parte del equipo de protección general de la delegación estadounidense en la Cumbre.

Sólo parte de los agentes pertenecían al Servicio Secreto, el cuerpo que se encarga de proteger al presidente estadounidense y los candidatos a la presidencia, entre otras figuras, según la fuente.

Tanto el mandatario estadounidense como la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano, han sido informados sobre el incidente, según CNN, y se espera que el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, se pronuncie sobre el asunto en una conferencia de prensa esta tarde en Cartagena de Indias.

Un portavoz del Servicio Secreto, Edwin Donovan, confirmó el viernes que un número sin determinar de agentes enviados a Colombia fueron reemplazados antes de la llegada del presidente, debido a "acusaciones de negligencia".

El presidente de la Asociación Federal de Agentes de Seguridad, Jon Adler, aseguró más tarde al diario Washington Post que las acusaciones tenían que ver con la relación con prostitutas de al menos uno de los agentes.

Todos los agentes reemplazados serán investigados por la Oficina de Responsabilidad Profesional del Servicio Secreto, según aseguró Donovan.

Más de 7.600 agentes policiales y de seguridad se han desplegado en la ciudad de Cartagena de Indias para la cumbre de este fin de semana, que reúne a una treintena de mandatarios de todo el continente. EFE

Dejá tu comentario