AFP

Greenpeace denuncia el impacto de las "macrogranjas" en la contaminación del agua en España

Greenpeace denunció el jueves la responsabilidad de las "macrogranjas", en plena expansión en España, en la contaminación del agua por nitratos, que se disparó en los últimos años.

Greenpeace denunció el jueves la responsabilidad de las "macrogranjas", en plena expansión en España, en la contaminación del agua por nitratos, que se disparó en los últimos años.

En un informe titulado "Macrogranjas, veneno para la España rural", la organización ambientalista critica "la expansión descontrolada de la ganadería industrial en España y su enorme impacto medioambiental", por lo que exige "una moratoria" a nuevos proyectos en ese ámbito.

Según cifras citadas por la oenegé, el número de animales en las granjas españolas aumentó un 33,2% entre 2015 y 2020, con 139,8 millones de ejemplares adicionales. El número de cerdos, señalados especialmente por la contaminación de nitratos, creció un 21,5%.

A juicio de Greenpeace, el impacto en la contaminación del agua es inmenso.

Con base en cifras oficiales, Greenpeace señala que el 75% de las aguas subterráneas han visto aumentar su contaminación por nitratos entre 2016 y 2019 y que la tasa media de nitratos en el agua aumentó un 51,5% en el país en dicho periodo.

La organización afirma haber hecho sus propios estudios de las aguas en todo el país entre abril y septiembre, lo que le permitió constatar que cerca de un tercio (28,7%) de ellas sobrepasaban el nivel autorizado de nitratos para ser consideradas potables.

En su informe, Greenpeace denuncia la inacción de los poderes públicos y la "ineficacia de las 'Zonas Vulnerables a Nitratos (ZVN)'", establecidas por el gobierno para proteger territorios de la contaminación por nitratos.

La superficie de los ZVN aumentó a cuatro millones de hectáreas en diez años, hasta alcanzar las 12 millones de hectáreas en 2021, equivalente a un 24% de la superficie del país.

"Es una auténtica paradoja declarar, por un lado, más y más" ZVN y al mismo tiempo "incrementar la presión (...) con el aumento desmesurado y descontrolado del número de animales" en las granjas, señaló Greenpeace.

En un informe publicado el lunes, la Comisión Europea estimó que España integraba el grupo de países con un "problema sistémico de gestión" de los residuos agrícolas y la instaba debía tomar medidas adicionales para controlar los niveles de nitratos.

Varios medios responsabilizaron esta semana a las granjas porcinas de la falta de oxígeno en el Mar Menor, en el origen de la muerte de miles de peces en esta enorme laguna de agua salada en Murcia (sureste).

A principios de octubre, dos oenegés denunciaron a España ante la Comisión Europea por la polución del Mar Menor, producto de la "saturación de químicos" de la agricultura, según los denunciantes.

mig/du/mg/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario