AFP

Gonzalo Quesada se muestra dividido sobre autorización para cambiar de selección

La flexibilización de las reglas de elegibilidad de los jugadores internacionales, aprobada el miércoles por World Rugby, está "bien para el desarrollo de nuestro deporte", pero puede crear una "obligación" suplementaria sobre los clubes, que podrían padecer en mayor medida la ausencia de sus jugadores, estimó este jueves el técnico argentino del Stade français Gonzalo Quesada.

La flexibilización de las reglas de elegibilidad de los jugadores internacionales, aprobada el miércoles por World Rugby, está "bien para el desarrollo de nuestro deporte", pero puede crear una "obligación" suplementaria sobre los clubes, que podrían padecer en mayor medida la ausencia de sus jugadores, estimó este jueves el técnico argentino del Stade français Gonzalo Quesada.

A partir de 2022, un internacional podrá aspirar a cambiar de selección nacional "una sola vez" a condición de no haber disputado ningún partido internacional en tres años, "haber nacido en el país de la federación a la que desea ser traspasado" o "tener un progenitor o un abuelo nacido en ese país".

Esta decisión podría permitir a las islas del Pacífico, 'saqueadas' de sus mejores elementos por las grandes naciones, reforzar sus combinados nacionales.

"Yo soy argentino y los Pumas sólo han jugado a lo largo de su historia con jugadores argentinos. Creo que está bien que sea así. Que haya sin embargo casos particulares, no tengo nada en contra de ello. Francia tuvo jugadores y entrenadores de otros países. No tengo nada contra la posibilidad de que los equipos se refuercen con jugadores de otros países", afirmó en un primer momento Quesada, preguntado al respecto en una conferencia de prensa.

"Pero está bien también, que (otras) naciones (...) se refuercen y haya más equipos de alto nivel. Eso sólo puede ser bueno para el rugby internacional y para el desarrollo de nuestro deporte", prosiguió el técnico argentino.

Para los clubes, la evolución de la regla podría en cambio general "una obligación más que las que ya tenemos que gestionar", indicó Quesada.

En el Stade français, jugadores como el centro All Black Ngani Laumape (15 partidos internacional) o el tres cuartos internacional australiano Sefanaia Naivalu (10 partidos internacionales), que no juegan con sus selecciones desde 2020 y 2018 respectivamente, podrían optar por sus países de origen; Tonga para Laumape, Fiyi para Naivalu.

"El club eligió a algunos jugadores porque ya no eran seleccionables en su país, así que uno se dice que van a ser jugadores de alto nivel que van a estar disponibles todo el año. Si cambian las reglas será un problema para muchísimos clubes que hicieron lo mismo", explicó Quesada.

Pero "nos adaptaremos", concluyó.

ll/agt/iga

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario