Galicia: 80 muertos tras descarrillar un tren a 190 km/h

Cancillería informó que ningún uruguayo iba a bordo. Imágenes del momento exacto del accidente en Santiago de Compostela.

 

Al menos 80 personas murieron y 178 resultaron heridas en el descarrilamiento de un tren cerca de Santiago de Compostela (Galicia, noroeste de España), que, según la prensa española, se habría producido por un exceso de velocidad.

Desde la Embajada de Uruguay en España y en Consulado en Santiago de Compostela informaron que no se cuenta con información de que algún uruguayo viajara a bordo.

Se trata del peor accidente de los últimos 40 años en España. El siniestro tuvo lugar en una curva cerrada cerca de la estación de Santiago de Compostela, donde el tren se salió de la vía y los vagones quedaron volcados sobre un lateral, algunos apoyados contra un talud.

"Estaba en casa y oí un sonido como un trueno muy grande y vi mucho humo negro. Era un desastre. La gente gritaba", explicó a la AFP María Teresa Ramos de 62 años, que vive a pocos metros de donde se produjo el descarrilamiento.

Un hombre de 39 años, Francisco Otero, contó a la AFP que llegó al lugar del accidente "al cabo de un minuto" para ver como "los vecinos intentaron sacar a la gente atrapada, con picos, mazas y al final los sacaron con una sierra manual".

La prensa española apuntó este jueves al exceso de velocidad como una de las causas principales del siniestro, que se produjo a las 20h42 locales del miércoles (18h42 GMT) a solo 4 km de la estación de Santiago de Compostela.

El siniestro se produjo en un tramo de vía de la línea de alta velocidad que une Orense, Santiago y La Coruña estrenada en 2011, aunque el tren, que hacía la ruta entre Madrid y El Ferrol, no era de alta velocidad.

Un testigo que viajaba en el tren afirmó a la radio privada Cadena Ser que "parece ser que en una curva el tren empezó a dar vueltas, vueltas de campana, dimos muchas vueltas de campana y quedaron subidos unos vagones encima de otros".

Enseguida convergieron en el lugar efectivos policiales, hasta un total de 320 agentes, y de los bomberos, así como decenas de ambulancias que trasladaron los heridos a hospitales de la zona, los cuales hicieron un llamamiento a para donar sangre, respondido masivamente por la ciudadanía.

AFP

Dejá tu comentario