Sociedad GACH | pandemia | movilidad

GACH: situación de la pandemia es "muy grave" y apunta a una necesaria reducción de los casos

En su último informe señala una meseta de nuevos casos y un freno en la cantidad de fallecidos. Preocupa el aumento de la movilidad y la capacidad del sistema.

El área de Modelos y Ciencia de Datos del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) publicó un análisis de situación del pandemia en Uruguay al 26 de abril.

El GACH evidencia, desde mediados de febrero en adelante, sin haber terminado la ola, y en particular manteniendo una situación de transmisión comunitaria sostenida, que se retoma el crecimiento, con una nueva etapa exponencial en marzo, llegando a una meseta de nuevos casos diarios en la segunda semana de abril, de mucho mayor entidad que la anterior.

“Estos números desafían las capacidades máximas del sistema de salud, y resultan en un crecimiento a números muy altos de los fallecidos, efectos que recién muestran un freno en los últimos días, coincidente con las medidas tomadas y la reducción de actividad en semana de turismo”, indica el informe.

Se comparan los datos de la segunda semana de abril con los de enero, y se reporta que el promedio diario de casos fue de 3.500, cuatro veces mayor que en enero. Al igual que la cantidad de casos activos, pasando a 35.000. El promedio de positividad fue de 25%, comparado con el 11% de enero. Los fallecidos promediaron las 60 personas, seis veces más que en enero. La ocupación de los CTI fue de 530 camas con pacientes con Covid, un 4,5 más.

“La evolución reciente nos ubica fuertemente en el rojo de la escala, habiendo superado en abril los 100 casos por 100.000 habitantes, uno de los valores más altos reportados a nivel mundial”, afirma el GACH.

La tasa de hospitalización, la mortalidad, la incidencia de casos cada 100.000 habitantes y el porcentaje de positividad ubica a Uruguay dentro de un nivel 4 (el máximo) de transmisión comunitaria del virus.

El área de Modelos y Ciencia de Datos toma en cuenta los reportes de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI), que indican una ocupación total de los CTI de 74% y de pacientes con Covid 54%, considerando en zona roja a la ocupación por SARS-CoV-2. “La capacidad se encuentra fuertemente comprometida y debe considerarse limitada”, advierte.

En cuanto a la tasa de reproducción, que indica el promedio de contagios secundarios que genera cada caso, actualmente se encuentra en 0.95, cuando a fines de marzo era de 1.2.

Con respecto a la edad de los contagiados, el GACH observa una relativa estabilidad de las proporciones, pero con un ligero crecimiento hacia los más jóvenes.

El informe señala una expansión significativa de la pandemia en el interior, que en algunos departamentos presenta incidencias mayores a la de Montevideo y una letalidad extremadamente alta.

La ocupación de 535 personas al momento del análisis es menor a las 600 camas proyectadas para Covid-19, y se observa una reducción de la permanencia, pasando de 13 días a mediados de febrero a 9.

La tasa de letalidad en 2020 estuvo cercana al 1%, mientras que en 2021 se observan incrementos llegando a valores cercanos al 2% en el último mes. No se descarta que el aumento en la cantidad de fallecidos se deba a los efectos de las variantes nuevas del virus o a la saturación sanitaria, según se indica.

Datos que preocupan, según el informe, son que el 65% de los fallecidos con diagnóstico de SARS-CoV-2 no pasó por CTI, cuando en febrero y marzo era del 50%, y que el 65% de los egresos de cuidados intensivos fue por fallecimiento.

El informe analiza los niveles de movilidad actual, en base a los datos de Google y de las empresas de telefonía celular, percibiendo un aumento después de Semana de Turismo, y proyecta “una nueva escalada de contagios a partir de los números actuales”. Este análisis no tiene en cuenta el proceso de vacunación que se está llevando adelante, se aclara.

Según el GACH, no se atribuye el enlentecimiento en la cantidad de contagios registrados en abril a la vacunación, porque la inmunización se hace efectiva recién a los 14 días de la segunda dosis cuando la inoculación aún está en proceso. Otro dato que tiene en cuenta es que el 60% de los casos positivos se da entre los 18 a los 49 años, una población que ampliamente aún no ha recibido la vacuna.

El informe concluye que la situación de la pandemia en Uruguay es “muy grave” y apunta a “la necesidad de una reducción importante y rápida de los casos”.

Expresa preocupación por los niveles de movilidad que pueden llevar a un aumento del número de casos y de la cantidad de fallecidos en mayo, mayor que la de abril, que se proyecta alcanzará las 1.600 víctimas fatales.

Dejá tu comentario