AFP

Fuerzas etíopes se retiran de ciudad estratégica, según residentes

Las fuerzas etíopes se retiraron de Dessie, una ciudad estratégica en la región de Amhara, que limita con la de Tigré, indicaron este sábado los residentes a la AFP tras intensos combates e interrupciones de energía en la ciudad.

Las fuerzas etíopes se retiraron de Dessie, una ciudad estratégica en la región de Amhara, que limita con la de Tigré, indicaron este sábado los residentes a la AFP tras intensos combates e interrupciones de energía en la ciudad.

En el caso de que se confirmara esta información, la caída de la ciudad ante el Frente de Liberación Popular del Tigré (TPLF) sería un gran golpe para el Gobierno federal, que se ha visto envuelto en una guerra de casi un año con los rebeldes.

"Alrededor de las 2 de la mañana, los soldados etíopes comenzaron a retirarse del área", señaló Amir, un residente de Dessie que se negó a revelar su nombre completo.

Los combatientes del TPLF "entraron en la ciudad y no se vieron a los soldados de la ENDF (Fuerza de Defensa Nacional Etíope)", contó otro residente que se identificó sólo como Mohammed.

"No sé si los soldados se marcharon o fueron capturados", precisó a la AFP Mohammed, que intentaba huir del pueblo.

Ni el TPLF ni el gobierno se pronunciaron inmediatamente sobre la situación en Dessie.

Gran parte del norte de Etiopía tiene bloqueada las comunicaciones, al mismo tiempo que el acceso de los periodistas está restringido, lo que dificulta la verificación independiente de las afirmaciones en el lugar de los enfrentamientos.

Dessie, que se halla en la región de Amhara vecina de Tigré, se encuentra a unos 400 kilómetros (250 millas) al norte de la capital de Etiopía, Addis Abeba.

Los residentes habían informado anteriormente de una fuerte concentración militar en la zona, ya que los civiles que huían de las ciudades afectadas por el conflicto más al norte acudieron a Dessie en busca de refugio.

El 20 de octubre, el TPLF aseguró que los rebeldes estaban "dentro del alcance de la artillería" de Dessie, y el presidente regional de Amhara, Yilkal Kefale, al día siguiente, instó a los amharas armados a unirse en la ciudad para defenderla.

El conflicto estalló en noviembre pasado cuando el primer ministro Abiy Ahmed desplegó tropas en la región de Tigré y la operación se convirtió en una guerra prolongada marcada por masacres, violaciones masivas y una amenaza inminente de hambruna.

El primer ministro, que ganó el Premio Nobel de la Paz en 2019, declaró que la operación fue en respuesta a los ataques a los campamentos del ejército por parte del TPLF, el partido gobernante regional que dominó la política nacional durante tres décadas antes de que Abiy asumiera el cargo.

str-amu/jm/rsc/eg

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario