FILTRACIÓN DE DOCUMENTO

Frente Amplio pide la renuncia del director de Inteligencia del Estado, Álvaro Garcé

Desde el retorno a la democracia en 1985 no hay antecedentes "donde un integrante del Poder Ejecutivo señale, sospeche y denuncie penalmente al Parlamento Nacional", afirmó Tucci.

La bancada del Frente Amplio pidió este miércoles la renuncia del secretario nacional de Inteligencia Estratégica del Estado, Álvaro Garcé, tras la decisión de la Fiscalía de archivar la denuncia por la filtración del Plan de Inteligencia durante una sesión secreta del Parlamento.

El diputado del Frente Amplio, Mariano Tucci, afirmó que "cualquier tipo de filtración de información delicada, secreta o reservada es repudiable. El Frente Amplio repudia la filtración de ese tipo de documentación".

El legislador indicó que desde el retorno a la democracia en 1985 no hay antecedentes "donde un integrante del Poder Ejecutivo señale, sospeche y denuncie penalmente al Parlamento Nacional". "Un poder del Estado, denunciando penalmente a otro poder del Estado", indicó.

"Nosotros consideramos que la gravedad de esta situación que se ha generado en el último mes amerita la consideración por parte del Poder Ejecutivo, y en particular, del presidente de la República, de pedirle la renuncia al director Dr. Álvaro Garcé, justamente porque llevó a la Justicia Penal a aquellos legisladores y legisladores que estábamos presentes en la comisión que lo controla, simplemente con elementos de convicción y no con pruebas concretas, como advirtió el dictamen del fiscal que atendió el caso", subrayó Tucci.

El frenteamplista apuntó a Garcé y sostuvo que "en el marco de su acción destemplada, comprometió al presidente de la República y al ministro de Defensa Nacional".

"Por lo tanto, archivada esta causa, mínimamente lo que espera la bancada del Frente Amplio y el Parlamento Nacional, es, o una disculpa del Poder Ejecutivo o la remoción inmediata de este jerarca", remarcó.

El 28 de noviembre, el fiscal de Delitos Económicos y Complejos de 3º turno, Gilberto Rodríguez, archivó la denuncia de Garcé por la filtración de información del Plan de Inteligencia del Estado.

El secretario nacional de Inteligencia Estratégica del Estado realizó la denuncia ante la Fiscalía y apuntó a que la filtración había ocurrido en la sesión del Parlamento a la que asistió para presentar el plan. Había asegurado que la trazabilidad del documento filtrado coincidía con el presentado a los legisladores.

Por esta causa, declaró en calidad de testigo el periodista Eduardo Preve, que divulgó parte del documento al que accedió. Preve declaró en la investigación y se amparó en el derecho y no reveló sus fuentes. Su abogado, el ex fiscal de Corte Jorge Díaz, aseguró que su conducta no fue delictiva.

También declararon como testigos los legisladores que integran la comisión de control y supervisión del Sistema Nacional de Inteligencia de Estado, que estaban en sala durante la comparecencia de Garcé.

Luego de las primeras actuaciones, Garcé concurrió a la Fiscalía a ampliar la denuncia “con toda la convicción de estar denunciando un hecho muy grave, que afecta la seguridad del Estado. La revelación de un plan de inteligencia es un hecho que no tiene precedentes”.

El presidente Luis Lacalle Pou también se había referido al asunto de la filtración como “un sabotaje a la seguridad nacional”, y que "es alguien a quien no le importa el país". En similares términos se expresó el ministro de Defensa Nacional, Javier García, que manifestó que es "una traición".

Dejá tu comentario