PolicialesFiscalía | investigación | Jóvenes

Fiscalía analiza celulares de los 8 jóvenes imputados por los destrozos en Kibón

La investigación por los daños en Pocitos continúa. La Fiscal pidió analizar los aparatos móviles de los seis mayores y dos menores imputados.

Si bien hasta el momento son ocho los jóvenes imputados en relación a los destrozos del domingo de madrugada en la rambla de Kibón, la investigación sigue su curso en procura de identificar a más personas relacionadas con los hechos.

La fiscal Adriana Edelman logró reunir pruebas para acusar a seis mayores de edad por el delito de violencia privada.

Los imputados, que tienen entre 18 y 23 años fueron identificados a partir de videos y enviados a prisión domiciliaria por 120 días.

La fiscal ordenó extraer información de los celulares de los acusados para intentar identificar a más involucrados en los destrozos y establecer el móvil de los mismos; aunque la principal hipótesis es la de un enfrentamiento entre bandas juveniles de Villa Española, Cerro y Verdisol que cada sábado se reúnen en Kibón a escuchar música y beber alcohol.

El disturbio se originó durante un operativo desplegado por inspectores de tránsito municipal con el apoyo de la Armada. Un militar recibió una pedrada en una mano y un policía se fracturó cuatro dedos al caer a la entrada de un estacionamiento subterráneo.

Sesenta vehículos resultaron dañados, una camioneta fue prendida fuego, hubo ventanales rotos de edificios y denuncias de hurtos y rapiñas.

Además de los mayores, la Fiscalía de Adolescentes imputó por atentado a dos menores de edad que quedaron bajo control de INISA por 60 días.

A esto se suma la imputación por atentado y encubrimiento de dos adolescentes más por los actos vandálicos ocurridos el domingo 24 de noviembre en el mismo punto de la rambla.

Ese día, además de daños a vehículos y a patrulleros, los violentos atacaron un ómnibus de la Armada y lesionaron a militares que iban a realizar la custodia de urnas.

Dejá tu comentario