investigación interna

Fiscal Iglesias fue citado a declarar por filtraciones en Fiscalía y denunció que le hackearon la cuenta

Una investigación interna de la Fiscalía detectó que la cuenta de Raúl Iglesias fue utilizada para ingresar a datos de una investigación sobre el hijo de Alicia Ghione; el fiscal afirmó que no fue él.

Una investigación interna dispuesta por la fiscal de Corte, Mónica Ferrero, llevó a que Raúl Iglesias fuera citado a declarar la semana pasada ante la Fiscalía. Las indagatorias al sistema del Ministerio Público detectaron que hubo un ingreso indebido a un expediente, desde la cuenta del fiscal.

La búsqueda fue realizada el 8 de mayo pasado, y es sobre un expediente relacionado a a una denuncia de abuso sexual contra el hijo de la fiscal Alicia Ghione. Información sobre ese expediente, fue emitida en el programa Santo y seña (canal 4), el domingo 2 de junio. Incluso se vio al aire una captura de pantalla de esa búsqueda en el Sistema de Información del Proceso Penal Acusatorio de Uruguay (Sippau), de la Fiscalía.

Iglesias le afirmó a la directora de Jurídica de la Fiscalía, Lucía Salvia, que él no había hecho esa búsqueda, y que presumía que le habían hackeado la cuenta del Sippau, de acuerdo a la información a la que accedió Subrayado.

El fiscal presentó la denuncia por el hackeo y la investigación pasó a manos de la Unidad de Cibercrimen, de la Policía.

Iglesias le dijo a Salvia que hace meses tenía problemas con el sistema, que notificó a informática que el sistema se "colgaba" con frecuencia, y que no podía revisar casos ni usar de forma adecuada. Agregó que le pasó durante varios meses, hasta que le cambiaron la computadora.

En la mañana del jueves, un día después de haber citado a declarar, Iglesias quiso cambiar la contraseña ante sospechas, pero no pudo. Pidió ayuda en el departamento de Informática de la Fiscalía, desde donde se le explicó que tenía una clave genérica, sumamente vulnerable, supo Subrayado.

Iglesias pidió que se investigue, e insistió en que él no hizo la búsqueda. Insistió en que teme que se haya usado su usuario para ingresar al Sippau y así perjudicar a terceras personas.

Tiempo atrás –no recordó fecha– Iglesias había indicado que sería conveniente hacer una auditoría en el sistema por el mal funcionamiento, según dijo.

Si el hackeo ocurrió, la fecha estimada por el denunciante es entre el 4 de diciembre de 2023 y hasta el presente. Ahora la Policía investiga un acceso ilícito a datos informáticos.

Dejá tu comentario