Deportes

Figueredo alegó demencia y dijo que vendía piedras para radicarse en EEUU

La denuncia del Departamento de Justicia de Estados Unidos describe la maniobra realizada por el expresidente de la AUF para radicarse en aquel país.

 

En varios pasajes de la acusación que realiza el Departamento de Justicia de Estados Unidos se menciona al uruguayo Eugenio Figueredo y su participación en varios de los delitos que se denuncian. En su caso, enfrenta una pena máxima de prisión de 10 años  por un cargo de "fraude de naturalización". 

El texto dedica una sección a cada uno de los acusados. En la que refiere a Eugenio Figueredo señala lo siguiente:

El acusado, Eugenio Figueredo, ciudadano de Estados unidos y Uruguay (…), entre mayo de 2013 y el presente fue miembro del Comité Ejecutivo de FIFA y vicepresidente de FIFA.

En varios momentos relevantes para esta acusación, Figueredo fue miembro de varios comités de FIFA, incluyendo el comité de finanzas y el comité de organización de las copas del mundo.

Entre abril de 2013 y agosto de 2014, Figueredo se desempeñó como presidente de la Conmebol. Antes de eso fue uno de los vicepresidentes de la Conmebol.

Entre 1997 y 2006, fue presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, que es miembro de la FIFA y la Conmebol.

Desde 2005 hasta la fecha, Figueredo mantiene residencia en Estados Unidos, específicamente en Arcadia (California).

De acuerdo con un documento de solicitud de ciudadanía que Figueredo presentó a las autoridades norteamericanas en 2005, trabajaba en "ventas" en un negocio de piedras decorativas en Irwindale, California.

En su solicitud, Figueredo declaró falsamente -bajo pena de perjurio- que (a) nunca trabajó en ningún otro lugar en los cinco años anteriores y que no tenía relación con ninguna organización o asociación en Estados Unidos o ningún otro lugar; y (b) fue eximido de los exámenes obligatorios de inglés y cívica debido a un problema mental.

Antes de obtener su ciudadanía norteamericana, en agosto de 2006, Figueredo presentó documentación que explicaba su enfermedad mental y que falsamente establecía que era una severa "demencia".

Eugenio Figueredo es uno de los siete funcionarios de FIFA arrestados este miércoles en un hotel de Zúrich. Se espera que sea extraditado a Estados Unidos en el marco de una investigación por 150 millones de dólares en sobornos, fraude y lavado de dinero.

 

Dejá tu comentario