AFP

Familias iraquíes temen lo peor tras mortal naufragio en canal de la Mancha

La última vez que Mohamed conversó con su padre, que vive en el Kurdistán iraquí, le dijo que estaba en Francia por cruzar el canal de la Mancha.

La última vez que Mohamed conversó con su padre, que vive en el Kurdistán iraquí, le dijo que estaba en Francia por cruzar el canal de la Mancha.

Fue el 23 de noviembre. Al día siguiente, Francia anunció la muerte de 27 personas en un naufragio en el canal de la Mancha y desde entonces la familia de Mohamed teme lo peor.

"Nuestro último contacto fue antes de la tragedia", contó su padre, Qader Abdallah, de 49 años, sentado en una sala en Qadrawa, una pequeña aldea en Kurdistán, norte de Irak.

"Nos dijo que iba a ir a Gran Bretaña, nos envió un mensaje por (Facebook) Messenger", agregó.

"Le dijimos que era peligroso, que el cruce es riesgoso. Él intentó tranquilizarnos diciendo que ha habido muchos cruces... y que no hubo problemas", recordó.

Desde entonces, varias familias de Qadrawa aguardan desesperadamente noticias de sus familiares. ¿Iban a bordo del malogrado barco? ¿Llegaron a Gran Bretaña?

Es difícil saber porque la investigación no ha revelado la identidad de las víctimas recuperadas, su nacionalidad o la causa del naufragio.

Ministros de migración de Francia, Bélgica, Alemania y Holanda se reunieron el domingo en el puerto francés de Calais y prometieron fortalecer la "cooperación operacional" para atacar a los traficantes de personas.

Francia dijo que la agencia fronteriza europea Frontex enviará un avión para ayudar a combatir el tráfico de migrantes en el canal.

- Futuro mejor -

Mohamed, de 20 años, voló a Turquía en octubre desde el aeropuerto de Erbil, en Kurdistán.

Llegó ilegalmente a Italia y luego a Francia, desde donde buscó unirse a sus dos hermanos, radicados en Gran Bretaña hace dos años.

"Nuestra familia consideró que él debía ir a Europa", admitió Abdallah. "Todos los jóvenes intentan ir a Europa a buscar un futuro mejor", agregó.

Señaló que en la región autónoma de Kurdistán "las condiciones de vida son difíciles".

"Los jóvenes se han manifestado por la crítica situación económica que les impide conseguir empleo", comentó sobre las recientes protestas de estudiantes universitarios.

La tragedia de la semana pasada fue la peor hasta la fecha en el canal de la Mancha, cruzado a diario por migrantes que intentan alcanzar la costa inglesa, generalmente en barcos hechizos.

Los cruces han aumentado desde 2018 tras los controles en el puerto de Calais y el Eurotúnel, que los migrantes irregulares pasaban ocultos en vehículos.

Otro padre en la región kurda, Abu Zaniar, dijo que también perdió la pista de su hijo de 20 años.

"Hablamos el 23 de noviembre, pero desde entonces no ha habido información de su paradero", indicó.

Un mes antes, el joven salió en avión a Turquía desde donde se desplazó ilegalmente a Italia y luego a Francia.

"Llegamos a un acuerdo con un traficante para que lo llevara a Gran Bretaña por 3.300 dólares", contó el padre.

Cuando conversaba con AFP, el padre intentó llamar al traficante, pero su teléfono estaba apagado.

Llamó entonces a familiares del traficante a quienes dijo que "él nos prometió llevar a Zaniar a salvo a Inglaterra".

- "Lo enviaré de vuelta" -

"Si mi hijo sobrevive esta vez, lo enviaré de vuelta a Europa", sostuvo Abu Zaniar. "No hay vida posible en la región del Kurdistán, los graduados no encuentran empleo".

Dos años atrás, su hijo intentó llegar a Europa Occidental por Bulgaria, donde fue arrestado y maltratado en prisión, y luego deportado a Irak.

Según los rescatistas, los náufragos del canal estaban apiñados en un bote inflable de 10 metros de largo. Solo un iraquí y un somalí sobrevivieron.

Cheleir Ahmed piensa que el sobreviviente iraquí podría ser su hijo, Mohamed Khaled, de quien dijo que ya recibió una llamada.

El joven de 22 años había ido dos meses atrás a Bielorrusia antes de llegar a Francia con ayuda de traficantes.

"Su salud está muy mal porque pasó mucho tiempo en el agua", contó su madre. "Me informaron que él y un migrante africano habían sobrevivido".

Dice que su hijo le contó que había 32 personas en el barco, incluyendo niños y familias enteras, casi todos los cuales se habrían ahogado.

str/tgg/fz/lg/mas/zm

FACEBOOK

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario