Fallece el exdictador chadiano Hissène Habré, detenido por crímenes de lesa humanidad

El expresidente y dictador chadiano Hissène Habré, apodado el "Pinochet africano", murió el martes como consecuencia del covid-19 a los 79 años en Senegal, donde cumplía una condena a cadena perpetua desde 2016 por crímenes de lesa humanidad.

24 de agosto de 2021, 19:23hs

El expresidente y dictador chadiano Hissène Habré, apodado el "Pinochet africano", murió el martes como consecuencia del covid-19 a los 79 años en Senegal, donde cumplía una condena a cadena perpetua desde 2016 por crímenes de lesa humanidad.

Con la muerte de Hissène Habré, al frente de Chad de 1982 a 1990, "desaparece uno de los verdugos más sanguinarios de la historia de la humanidad", dijo a la AFP uno de los abogados de las víctimas, William Bourdon.

Habré fue condenado a cadena perpetua el 30 de mayo de 2016, en un juicio sin precedentes que tuvo lugar en Dakar, tras imputársele crímenes de lesa humanidad, violaciones, ejecuciones, esclavitud y secuestros.

Una comisión investigadora chadiana calculó el número de víctimas fruto de la represión bajo su régimen en unas 40.000, lo que suscitó que le llamaran el "Pinochet africano".

El exmandatario deja en Chad una imagen de jefe de guerra y gran patriota que intentó consolidar el joven país, pero su presidencia está empañada por su feroz represión.

El actual número uno del país, Mahamat Idriss Déby, hijo de Idriss Déby Itno, que derrocó a Habré en 1990 para dirigir el país con mano de hierro durante tres décadas, presentó sus "sinceras condolencias a su familia y al pueblo chadiano". "A Dios pertenecemos y a Él regresamos", afirmó en Twitter.

- Sin homenaje oficial -

El gobierno chadiano indicó por su parte que no se celebraría "ningún homenaje oficial" en su honor, debido a "sus condenas y por respeto a sus víctimas".

Habré sucumbió al covid-19 en un hospital de Dakar, indicó a la AFP el consulado de Chad. Enfermó unos días antes y fue trasladado de la cárcel de Cap Manuel, en el centro de la capital senegalesa, a una clínica privada por deseo de la familia. Cuando su estado se deterioró fue ingresado en el hospital.

"Habré ha sido entregado a manos de su Señor", declaró el ministro senegalés de Justicia, Malick Sall, a la cadena televisiva TFM. Según él, fue en la clínica donde contrajo el virus.

Habré, tras ser derrocado en 1990, se refugió en Senegal, donde, bajo presión internacional, se crearon las condiciones para su proceso judicial, por lo que fue detenido en 2013 e inculpado por un tribunal especial instaurado en cooperación con la Unión Africana (UA).

Desde hacía meses, su familia y abogados reclamaban otro régimen que no fuera el de la detención, debido a su edad, su salud y el riesgo de contagiarse de covid-19 en la cárcel.

Su muerte es "totalmente responsabilidad de los Estados africanos y especialmente del Estado senegalés", declaró a la AFP Kelley Chidi Djorkodei, que se presentó como uno de sus sobrinos, delante del hospital.

"El Estado senegalés habría podido evitarlo, sólo dejándolo libre", añadió.

Fatime Raymonne Habré, la viuda del exdictador, dijo este martes en un comunicado que su esposo será enterrado en Senegal y que su cuerpo permanecerá allí hasta el día en que "sea plenamente rehabilitado y que se reconozca todo lo que hizo" por Chad.

mrb-lal/jhd/age-es/mas

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario