Policiales

Explotaron otro cajero en Shangrilá pero el sereno evitó el robo

Solo provocaron daños en parte trasera. La banda huyó sin la plata y tiró miguelitos

En este caso, la banda llegó a Avenida Calcagno y Roque Saenz Peña en un auto de color blanco. Eran las 4 de la mañana.

Cuatro delincuentes bajaron del vehículo, tres con armas cortas y uno con una escopeta, según indicó uno de los serenos que alertó a la Policía sobre lo que estaba pasando.

Con los implementos que habitualmente utilizan para esta modalidad delictiva (extintor, tanque de oxígeno o garrafa, una batería y mangueras) los ladrones hicieron detonar el cajero automático Banred ubicado en el predio de un centro comercial.

La explosión solo provocó daños en la parte trasera de la terminal, el vidrio se desprendió y el cajero quedó expuesto.

En ese caso la máquina contaba con sistema de entintado que no se activó porque la detonación no afectó al cofre ni a las bandejas con dinero.

Los delincuentes intentaron forzar el cajero pero al percatarse de que había un sereno huyeron rápidamente sin poder llevarse nada.

Como es usual en las últimas intervenciones de la banda, los autores fueron dejando esparcidos en la calle miguelitos para disuadir a la Policía.

Los investigadores indagaron a comerciantes de la zona y recabaron la filmación de un local de pagos con cámara externa ubicada a pocos metros del cajero dañado, pero aún no hay pistas sobre la banda que no dejó ningún elemento en el lugar, según informó la Jefatura de Canelones.

Dejá tu comentario