Internacionales

Exhuman restos de Salvador Dalí por demanda de paternidad

Pilar Abel, vidente de 61 años, lleva una década intentando demostrar que es la única hija de Dalí.

Esta noche exhumarán los restos del artista español, Salvador Dalí, para extraer pruebas genéticas y responder a una demanda de paternidad.

Una mujer catalana afirma ser la hija del fallecido genio surrealista español.

La justicia ordenó la exhumación de sus restos para extraer pruebas genéticas, lo que ha dividido la opinión pública en España. Todavía debe resolverse un recurso de la defensa.

Enrique Blanquez, abogado de Pilar Abel, supuesta hija de Dalí dijo que la exhumación sigue adelante, que el recurso no tiene carácter suspensivo.

Las muestras se tomarán en la misma tumba ubicada en el Teatro-museo de Dalí en Figueres y serán enviadas a un instituto madrileño.

La justicia extrajo saliva a la demandante para obtener su ADN.

La vidente de 61 años que lleva una década intentando demostrar que es la única hija de Dalí, pagaría el abogado de la otra parte, el procurador y la exhumación en caso de que las pruebas no demuestren lazos familiares.

Los trabajos para obtener el ADN del artista se realizarán con las puertas del museo cerradas y con una carpa habilitada sobre la tumba para disuadir a cualquiera que tenga la tentación de fisgar desde las alturas a través de la flamante cúpula geodésica.

El primer escollo será mover la losa de una tonelada y media que sella la tumba, operación para la que, una vez descartado el uso de una grúa, se podría repetir el sistema empleado en 1989 durante el funeral del artista, cuando la losa pudo moverse gracias a un andamio móvil.

Una vez abierta la tumba, entrarán en escena los forenses. No hará falta trasladar el cadáver, pero el hecho que el cuerpo de Dalí esté embalsamado añade un plus de complejidad a un proceso que podría alargarse hasta bien entrada la madrugada.

El formol utilizado podría haber afectado al estado de los dientes, así que el ADN de Dalí tendrá que buscarse, además de en las muelas, en las uñas y en la médula ósea de la tibia y el fémur.

Dejá tu comentario