AFP

Europeos desean "mejorar la cooperación" con Reino Unido tras naufragio en canal de la Mancha

Cuatro días después del peor naufragio de migrantes en el canal de la Mancha los responsables europeos acordaron, durante una reunión en el norte de Francia, "mejorar la cooperación conjunta con el Reino Unido", pese a la ausencia de los británicos, excluidos por el gobierno galo.

Cuatro días después del peor naufragio de migrantes en el canal de la Mancha los responsables europeos acordaron, durante una reunión en el norte de Francia, "mejorar la cooperación conjunta con el Reino Unido", pese a la ausencia de los británicos, excluidos por el gobierno galo.

El encuentro tuvo lugar en la ciudad portuaria de Calais, y en él participaron los ministros responsables de inmigración de Alemania, Países Bajos, Bélgica y Francia, así como la comisaria de Asuntos Internos de la Unión Europea y las agencias europeas de policía Europol, y de control de fronteras, Frontex.

La reunión buscaba "luchar contra la inmigración clandestina y las redes de traficantes de personas", según la nota de prensa del ministro francés de Interior, Gerald Darmanin, enviada el sábado.

A bordo de embarcaciones frágiles, los migrantes intentan llegar a las costas inglesas casi a diario, partiendo de Francia, un fenómeno que, según Darmanin, ha alcanzado una magnitud inédita desde el brexit.

El ministro anunció que la agencia europea de fronteras, Frontex, desplegará el miércoles un avión "día y noche" para "ayudar a las policías francesa, holandesa y belga" que vigilan el litoral.

En una declaración conjunta, los participantes "reafirmaron su compromiso en hacer todo lo posible para luchar más eficazmente contra las redes criminales de pasadores" y reconocieron la necesidad "de mejorar la cooperación conjunta con el Reino Unido".

- Reducir el "atractivo" del Reino Unido -

El ministro francés reafirmó la voluntad de su país de "trabajar" con "sus amigos y aliados británicos", pero les pidió más implicación en materia de cooperación policial; más medidas para reducir "el atractivo" del mercado británico de trabajo y que abran las vías legales a los refugiados.

La reunión no contó con la parte británica, que sin embargo está en primera línea: Darmanin anuló el viernes la participación de su homóloga, Priti Patel, como respuesta a una carta enviada el jueves por Boris Johnson y publicada en Twitter, en la que pedía a Francia que se hiciera cargo de los migrantes que llegaran a Gran Bretaña desde las costas francesas.

En un mensaje a Patel, Darmanin afirmó estar "decepcionado" por las exigencias del primer ministro británico, y consideró que era "aún peor" que las publicaran. El presidente francés Emmanuel Macron echó en cara a Johnson sus métodos "poco serios".

Por su parte, la ministra británica contestó en Twitter diciendo que llevará a cabo "entrevistas urgentes con (sus) homólogos europeos" la semana que viene.

"La muerte de estas 27 personas debe ser un llamamiento claro a la cooperación", dijo a su vez en un tribuna publicada por el tabloide The Sun.

Según Patel, el trabajo conjunto de París y Londres "permitió evitar más de 20.000 travesías este año" y realizar más de "400 detenciones".

- Acuerdo "post-Dublín" -

En Calais, Stephan Mayer, un alto responsable del Ministerio alemán de Interior consideró "urgente" que se cierre "un acuerdo post-Dublín entre la Unión Europea y Gran Bretaña", en alusión al reglamento europeo conocido como "de Dublín", que establece que el primer país de la UE que pisa un migrante es el que debe tratar su solicitud de asilo. Un reglamento que el Reino Unido dejó de aplicar el 1 de enero.

El naufragio, que costó la vida a 27 personas el miércoles, es el peor drama migratorio en el canal de la Mancha, convertido en una ruta con pasos de migrantes diarios a bordo de frágiles embarcaciones.

Las travesías aumentaron a partir del cierre en 2018 del puerto de Calais y del Eurotúnel a los migrantes, que aprovechaban estos puntos para esconderse a bordo de vehículos e intentar alcanzar la costa británica.

Según los socorristas, los migrantes intentaron cruzar el Canal a bordo de un "long boat", una lancha neumática de fondo blando y dos metros de largo, cuyo uso va en aumento desde el verano.

Solo un iraquí y un somalí pudieron ser rescatados con vida.

Sin embargo, la presión migratoria continúa y Alemania empieza a ser vista como una base de operaciones de los traficantes.

El papa Francisco, por su parte, expresó este domingo su "dolor" por los migrantes muertos en el Canal, por aquellos atrapados en la frontera bielorrusa, así que los que fallecen en el Mediterráneo.

También hizo un llamamiento "a las autoridades civiles y militares para que el entendimiento y el diálogo se impongan finalmente a cualquier tipo de instrumentalización" de los migrantes.

bur-zl-ali/lbx/cab/alc/grp-jvb/mb

GETLINK

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario