AFP

Eurodiputados quieren reforzar contactos entre Taiwán y la UE para evitar crisis con Pekín

Una intensificación de las "interacciones" entre Taiwán y el resto del mundo, en particular con la Unión Europea, permitiría "desactivar" los riesgos de conflicto entre Taipei y Pekín, estimó el viernes Raphaël Glucksmann, al frente de una primera delegación del Parlamento Europeo en la isla.

Una intensificación de las "interacciones" entre Taiwán y el resto del mundo, en particular con la Unión Europea, permitiría "desactivar" los riesgos de conflicto entre Taipei y Pekín, estimó el viernes Raphaël Glucksmann, al frente de una primera delegación del Parlamento Europeo en la isla.

"Cuanta más interacción haya entre la comunidad internacional y Taiwán, menor será el peligro (en la relación entre Taipei y Pekín). No creemos que ningún encuentro con funcionarios taiwaneses eche leña al fuego, sino todo lo contrario", explicó el eurodiputado francés en una conferencia de prensa.

Glucksmann había sido sancionado por Pekín en marzo junto con otros cuatro parlamentarios europeos, en represalia por las sanciones de los europeos contra China por la persecución de la etnia musulmana uigur en la región de Xinjiang.

"Cuanto más nos preocupemos por nuestra relación con Taiwán, menos posibilidades hay de que estalle un conflicto (...), porque enviamos (a Pekín) el mensaje de que atacar la democracia taiwanesa le costará caro", explicó.

"El aislamiento aumenta el riesgo de conflicto. Por el contrario, la integración de Taiwán en nuestros debates disipa las preocupaciones sobre la seguridad" de la isla, señaló el eurodiputado.

Pekín, que reivindica su soberanía sobre la isla, ha intensificado sus acciones para aislar a Taiwán en la escena internacional y detener cualquier intento de reconocimiento como Estado independiente de este territorio, que tiene su propio gobierno.

Debido al principio de "una sola China" impuesto por Pekín, Taiwán no está representado en las organizaciones internacionales, en particular en las Naciones Unidas o en la Organización Mundial de la Salud, y el régimen comunista se opone ferozmente a todo contacto oficial entre funcionarios extranjeros y taiwaneses.

aw-jug/fmi/pz/mab/me

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario